Terrina de Pollo y Ternera.

Muchas veces vi películas y escenas de series donde se servían unos pasteles de carne espectaculares y deliciosos, así como en películas de época donde se veían un sin fin de pasteles fríos espectaculares, que no sabría ni como definir. No se si estarían buenos o eran simplemente de atrezzo. Pero desde luego esa espectacularidad siempre me enamoró. Un día dí con una revista en la que venía un especial de terrinas y cuando lo ví decidí que este seria mi pastel.
Lo he elaborado infinidad de veces, es sencillo, fácil, rico, cómodo y sobre todo te hace quedar bien en la cena de Nochebuena como en un picnic con amigos.

Así que si ya estáis maquinando como yo en que vamos a hacer para Navidad, aquí tenéis un plato que se puede preparar con antelación, es sencillo fácil y está de morirse.

Definición de terrina.-

Una terrina es un cacharro de barro vidriado (terracota, en francés terre cuite) usado en la cocina con los lados verticales y una tapa que ajusta firmemente, de forma rectangular u oval. Las versiones modernas también se fabrican en hierro fundido esmaltado.
Por extensión, el término también alude al alimento preparado y servido en una terrina, principalmente carne de caza o venado, queso de cabeza y patés. Si se prensa y enfría, cortándose en rodajas para servirlo, una terrina se convierte en paté, que Julia Child definió como «un pastel de carne frío de lujo».
Fuente.- Wikipedia

Ingredientes.-

400 grs. de carne picada de pollo
250 grs. de carne picada de ternera
50 grs. de Boletus edulis secos *
300 grs. de bacon ahumado en lonchas  finas
50 grs, de nueces peladas
50 grs. de pistachos pelados
2 huevos
50 ml de leche evaporada
50 ml de coñac
1 trufa negra
Tomillo
Perejil
Sal
Pimienta negra


Ingredientes decoración.-

Brotes de ajo
Pensamientos (comestibles)        

Preparación.-

Si contamos con una carnicería de confianza en la que nos piquen la carne de pollo, tendremos mucho  trabajo adelantado, si no es así, podemos picarla a cuchillo o podemos picarla con un robot  de cocina o un procesador de alimentos.

Lo primero que debemos hacer es poner a hidratar los boletus para que estén tiernos y los podamos picar a mano o con el robot, esta operación a gusto del consumidor. Yo los pico a mano porque me gusta encontrarme los boletus dentro de la terrina. 
El siguiente paso es separar 100 grs. de bacon, picarlo finamente y reservarlo. A continuación vamos a preparar los frutos secos, para ello si los compráis pelados como os indico en los ingredientes o ahorrareis el tedioso proceso de pelarlos, si no los encontráis pelados pues un rato delante de la tele viendo vuestra serie favorita os ayudará a prepararlos. Cuando los tengáis pelados los machacáis groseramente con un mortero y reserváis, yo solo doy unos golpes a las nueces, los pistachos me gusta encontrarmelos enteros.
Este es un plato de preparación de ingredientes, es decir debemos tener todo listo para ahora mezclar los ingredientes.
En un bol ponemos la carne picada de pollo, la picada de ternera, los boletus y los frutos secos y mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea. Ahora añadimos el resto de ingredientes: los huevos,el bacon, la leche evaporada, el coñac,el tomillo, el perejil, la pimienta negra y la sal. Mezclamos todo con ayuda de una cuchara, aunque os debo confesar que como mejor se hace es con las manos bien limpias. Ya tenemos la mezcla, ahora el ultimo ingrediente: la trufa negra. Este ingrediente no lo tenemos preparado porque perdería aroma. Lo rallamos encima de la mezcla, mezclamos y tapamos el bol con un film y metemos en la nevera para dejarlo reposar media hora y que adquiera todos los sabores y olores de los ingredientes.
Pasado el tiempo de reposo forramos un molde rectangular con el bacon que nos sobró, unos 200 grs. y metemos la mezcla de carnes y cerramos con el bacon.
Hornemos al baño maría a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador durante aproximadamente 1 hora.
Pasado este tiempo dejamos enfriar la terrina dentro del molde y servimos en lonchas o rodajas.

Este plato lo decoré y serví en una cena especial que tuve en casa, para ello recurrí a una de las empresa colaboradoras de este blog que es Santa Teresa Gourmet. Empresa centenaria de Ávila que ha sabido modernizarse e innovar con los tiempos, no dejeis de visitar su shop online o de visitar sus centros gastronómicos en Ávila y Madrid. Tienen unos productos de morirse, naturales y deliciosos. De guarnición utilice un Huevo hilado trufado, la mezcla del dulce con el salado y el aroma a trufa encandilo a mis invitados y llevo a esta humilde terrina a otra dimensión. Los brotes de Ajo y las flores comestibles las adquirí en Makro un día que visite Madrid.

Es un plato que se puede comer caliente, templado o frío. Ideal para meriendas de verano en el campo o de entrante en una cena elegante, es un plato rústico y sabroso que hará las delicias de tus invitados.



                                  


* Los boletus edulis se pueden sustituir por 150 grs de champiñones frescos picados finos a cuchillo o picados en crudo con ayuda de un robot de cocina.

Judiones con Almejas a mi estilo

El tema de las legumbres cada vez es más delicado, hay corrientes y opiniones para todos los gustos. Hay maneras de cocinar las legumbres como cocineros y cocineras. Cada ama de casa, cada abuela, tía, primo, tío cocinero, chef y estrellas Michelín… cada uno cocina las legumbres a su manera y estilo. Para hacer esta receta he consultado fuentes varias, tres libros de cocina, el libro gordo de petete de mi madre, páginas de internet, consultas con las cocinillas experimentadas de mi familia y al final hice lo que me dió la gana.
Me dejé guiar por mi instinto, mi experiencia y mi paladar y me salió una receta de las de mojar pan y quitarse el sombrero. Mira que a mí no me gustaban los judiones pero con esta receta me he vuelto a enamorar. Así que vamos, manos a la obra, poneros el delantal y disfrutad de este cacho de plato para estos días fríos que tenemos.
 


Ingredientes 8 pers.-
 
1.100 k de Judiones
800 grs. de Almejas de Reloj
1 Zanahoria
1 Puerro
1 Pimiento verde pequeño
250 grs. huesos de Rape 
5 grs. de Pimentón dulce
4 dientes de Ajo
2 Cebollas medianas o pequeñas
4 hojas de Laurel
4 l. de Agua
1 manojo de Perejil fresco
1 cucharada sopera de Harina de trigo (todo uso)
½ vaso de Vino blanco
½ vaso de Vino tinto
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal gorda marina
Sal fina
 
 
Preparación.-
 
Ponemos en remojo los Judiones la noche anterior en un bol amplio, con abundante agua, un puñado de sal gorda marina y dos hojas de laurel.  Dejamos remojar mínimo 12 horas.
Las almejas las ponemos en otro bol con agua abundante y sal. Este proceso es para que no se mueran y vayan soltando la tierra que puedan tener, si las compráis el día de antes metedlas en la nevera, se conservarán mejor.
Picamos en brunoise una de las dos cebollas, lo más fina y pequeñita que podáis y hacéis lo mismo con el resto de verduras (puerro, zanahoria, y pimiento). Reserváis todas las verduras y procederemos a hacer el sofrito.
Utilizaremos una cazuela grande y de fondo grueso, cubrimos el fondo con Aceite de Oliva Virgen Extra y ponemos a calentara fuego medio. Cuando el aceite está en su temperatura óptima, añadimos la cebolla para que se vaya pochando. Mientras la cebolla está en la cazuela preparamos ajos. Cogemos dos dientes de ajo, los lavamos y sin pelar  los chafamos con ayuda de un cuchillo de hoja ancha. Añadimos los ajos a la cazuela con la cebolla y a continuación añadimos las verduras que habíamos cortado previamente.
Pasados unos diez minutos tendremos las verduras bien pochadas, incorporamos dos hojas de laurel y el pimentón, removemos bien y tendremos cuidado de que no se queme el pimentón. A continuación incorporamos el vino tinto y subimos el fuego para que evapore el alcohol.
Lavamos bien los huesos de Rape y los metemos en una bolsa para cocer legumbres y los incorporamos a la cazuela cuando haya evaporado el alcohol. Añadimos dos o tres ramas de perejil enteras al conjunto y ya tenemos preparada la base de nuestros judiones. En este momento añadimos los judiones que previamente hemos colado y enjuagado del agua en la que los habíamos remojado. Damos una vueltas con una cuchara de madera ycon cuidado de no romper ninguno y añadimos tres litros y medio  de agua fría, ponemos el fuego al máximo y esperamos a que rompa a hervir. 
Y ahora viene lo divertido: HAY QUE ASUSTAR A LAS JUDIAS o en este caso a los judiones, si si, como lo oís, hay que asustarles. Eso es un dicho de mi abuela, y de mi madre, asustar a las judías consiste en que cuando cuezan, ponerlas un buen chorro de agua fría y cortarlas la cocción, y así tres veces, una vez asustadas os aseguro que después de cocerlas quedarán tiernísimas y deliciosas. Una vez asustadas las dejamos cocer a fuego fuerte uno o dos minutos y bajamos a fuego suave muy suave para que no se rompan los judiones y se despellejen. Dejamos cocer a fuego muy lento durante dos horas y las movemos lo menos posible para que no se rompan.
 
 
 
Un consejo, si las hacéis el día anterior y las dejáis reposar toda la noche, mi abuelo decía que sabían mejor.

Ahora ya vamos con las almejas. Lo primero las sacamos de la nevera y las enjuagamos bien para que no se quede nada de sal, ni tierra pegadas a ellas. 
En una sartén ponemos aceite de oliva y calentamos a fuego medio, cortamos la otra cebolla y los ajos en brunoise en trocitos finos y pequeñitos y los ponemos a pochar en la sartén con cuidad de que el ajo no se queme. Cuando la cebolla este transparente añadimos las almejas, salpimentamos, subimos el fuego y tapamos. Cocinamos un minuto y levantamos la tapa y añadimos el vino blanco y el perejil picado finamente. Cocinamos hasta que las almejas estén abiertas y según se vayan abriendo las añadimos a la cazuela de las judías. Cuando todas las almejas estén abiertas dejamos la salsa en la sartén, añadimos el harina, removemos bien para que se quite el sabor a crudo y los grumos y cuando esté bien lisa la salsa la añadimos a los judiones, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario. Llevamos a ebullición el conjunto y dejamos cocer 3 min. Retiramos y servimos caliente.


Imprimibles: Botiquín bebé viajero



Aquí os dejo los geniales imprimibles que os he diseñado para que os sea más fácil preparar los botiquines de los más pequeños. Disfrutarlos.









Botiquín del bebé viajero

Hoy os vamos a contar qué es lo que llevamos nosotros en el botiquín para viajar con #babyolivia.
Lo primero  que tengo  que hacer, es agradecer a los blogs de viajes Paco & Vero Travels y El Mundo de Mapani por escribir sus maravillosos blogs y ayudarnos en la difícil tarea de pasar de los viajes en pareja a viajar con un bebé, tenéis unos blogs maravillosos, gracias por escribirlos.

El año pasado por el mes de Noviembre comenzamos la bonita aventura de viajar con un bebé. A mediados de ese mes nos embarcamos con destino a Oporto con nuestra bebé prematura de cuatro meses: Olivia.

No os podéis hacer una idea de lo difícil y arduo que fue para mí hacer la maleta, preparar todas las cosas y reunir la suficiente información para poder viajar tranquila con mi bebé. En el anterior artículo de esta sección de viajes que lo escribí hace un año, estábamos preparando el viaje y os conté como hacer todos los trámites para hacer la documentación de vuestros bebés

Hoy os quiero contar cómo nos organizamos en el tema del botiquín. En el blog de El Mundo de Mapani nos cuenta detalladamente como prepara el suyo y lo que lleva ella. Para nosotros ha sido el a,b,c  para nuestros viajes y poder así viajar más tranquilos con nuestra pequeña.   
La tienda 232



EL BOTIQUIN DE #babyolivia.-

Lo primero que os quiero contar es que el botiquín de viaje de Olivia siempre está preparado. En el primer viaje lo organicé, chequeé y compré todo lo necesario  y cuando llegué a casa lo deshice. En el segundo viaje aproveché un botiquín viejo que andaba por casa y lo preparé para ella. Cuando llegué del viaje lo puse en un estante del mueble del baño y listo. Ahora al salir de viaje, chequeo el botiquín dos días antes para comprobar que está todo dentro, con fechas adecuadas, en buenas condiciones y que no falta nada y marcamos una tarea menos que tenemos que realizar a la hora de preparar la maleta.

La verdad es que para este último viaje, seguimos las recomendaciones de Mapani e incluímos  el botiquín de mochila, la peque ya empieza a gatear y a intentar moverse sola y esta actividad nos lleva a coscorrones, caídas y demás accidentes.
Sin más dilación os detallo lo que llevamos en los botiquines.

BOTIQUIN DE MOCHILA.- 

- Gasas estériles no tejidas.
- Cristalmina.
- Barrita de Árnica.
- Tiritas de dibujos.
- Tiritas cicatrizantes.
- Puntos de Aproximación.
- Protector solar F50 (tamaño bolsillo).
- Suero Fisiológico en mono dosis.
- Paquete pequeño de toallitas.
- Paquete de pañuelos de papel
- Apiretal de 30 ml.
- Letibalm pediátrico
- Loción anti mosquitos Infantil (primavera-verano)
- Termómetro (opcional)






Gasas estériles no tejidas.- Son siempre las que utilizo con la pequeña. Cuando nació eran las que utilizaban en la unidad de neonatos para limpiarles los ojos, la nariz y demás... me dijeron que eran mejores porque así no se corría el riego de que algún hilito se escapara y se quedara en el ojo o en las heridas.
Critalmina.- Es un producto no iodado y que ayuda a desinfectar las heridas y para los peques pica menos.
Árnica.- La famosa barra de  Árnica que todo lo cura, es maravillosa para los coscorrones y golpes de los peques.
Tiritas de dibujos.- Todavía no he tenido la necesidad de usarlas con mi hija, pero a mi sobrina Valeria es una tirita de princesas y un beso y todo se ha curado. ¿Que tendrán que luego solo enseñan la tirita de Elsa?
Tiritas cicatrizantes.- Estas son ya para rozaduras de zapatos, y heridas más serias. Ayudan a cicatrizar y a mantener la humedad de las heridas.
Puntos de Aproximación.- No son necesarios, pero no está mal llevarlos, yendo con niños cualquier precaución es poca y puedes precisarlos en un momento dado y así evitarte una visita a urgencias.
Protector Solar F50.- Da igual que viajes en invierno o en verano, la piel tiene memoria y es recomendable cuando nos pasamos todo el día haciendo turismo que cada dos horas les demos cremita a nuestros peques (y a nosotros), así evitaremos quemaduras solares no deseadas.
Suero Fisiológico en mono dosis.- Es quizá lo más versátil del botiquín, sirve para limpiar heridas, limpiar ojos, sacar mocos, y un millón de funciones.
Paquete de Toallitas.- Es lo mismo que el suero, valen para una diarrea inesperada, una caída, unos mocos, un espurreo de papilla, unos pises, una mancha en la ropa, un chicle pegado en el zapato y mil incidentes más.
Paquete de pañuelos de papel.-  No sé por qué pero siempre se me olvidan. Lo intento, hago nota mental, pero nada, siempre se me olvidan. Ahora los he metido en todas las bolsas y mochilas y digo yo que así me acordaré. Ya sabéis lo útiles que son.
Apiretal de 30ml.- Es el paracetamol de los niños, cuando son tan pequeños nunca sabes que pueden tener, que les puede doler o si con un enfriamiento puede darles fiebre. La pequeña Olivia le dió fiebre en Almería, estando fuera de casa, sin el botiquín de maleta a mano, creímos que eran los dientes que en ese momento le estaban saliendo, al final entramos en una farmacia la tomaron la temperatura (yo sabía que tenía fiebre) y voila!!! 38,3 nos dieron la Apiretal una dosis y fuera fiebre y niña como nueva. No quiero decir que haya que medicar a los niños por las buenas pero cada madre conocéis a vuestros hijos y en mi bolsa no falta, me da tranquilidad. Este tamaño pasa por los controles del aeropuerto sin problema.
Letibalm pediátrico.-  Un bálsamo labial para los pequeños nunca está de más siempre pueden resecarse los labios con las inclemencias del tiempo y un bálsamo nos ayudará a que no se agrieten.
Loción anti mosquitos infantil.-  Este verano pasado debido a las intensas lluvias de la primavera hemos tenido gran cantidad de mosquitos y para salir al campo había que protegerse. Consultar con vuestro farmacéutico que podéis poner a los peques y para vosotros.

Básicamente esto es lo que llevamos en la mochila que usamos todos los días para hacer turismo. En otro rato os escribiré un artículo sobre nuestra mochila de supervivencia para bebés viajeros. Que con algunas cosas más nos ayuda a estar todo el día fuera del hotel y solventar todos los imprevistos que se nos puedan originar.

Ahora vamos con el Botiquín de maleta.

BOTIQUIN DE MALETA.-

- Apiretal
- Apirofeno
- Termómetro
- Tiritas
- Suero
- Gasas
- Vaselina neutra
- Enemas
- Eupeptina
- Gel de los dientes
- Fenestil
 Solo vamos a detallar lo que no hemos detallado en el apartado anterior.



Apirofeno.-  Es de la misma casa que la Apiretal, viene en una concentración mayor que el Dalsy, es ideal para niños que toman mal los medicamentos porque hay que darles menos cantidad y otra cosa que viene genial es que los hay en tamaños de menos de 100 ml, ideales para viajar en avión.
Vaselina Neutra.- Tiene muchos usos, ayuda a hidratar los labios, suavizar pies y ayuda con las rozaduras de los zapatos, es un elemento que no está de mas en nuestro botiquín.
Enemas.- Son unos micro enemas pediátricos de miel y malva que ayudan a nuestros pequeños con el estreñimiento, en nuestro caso Olivia es súper estreñida y hemos tenido ocasiones en que la peque ha estado tres y cuatro días sin defecar y con dolores horribles. Con estos enemas y la Eupeptina la ayudamos y nos evitamos un viaje a las urgencias del destino en el que nos encontremos. Por supuesto todo esto con el visto bueno de su pediatra.
Eupeptina,. Es carbonato de magnesio y ayuda a ablandar las heces, siempre lo llevamos, no sea que tengamos un atasco y no queremos dolores de barriga. Es el primer paso cuando la pequeña empieza con las bolitas y a llorar, lo usamos antes de pasar a algo más radical como los enemas. Dicho de nuevo todo esto bajo la supervisión de su pediatra siempre.
Gel de dientes.-  Este es un producto contradictorio, hay pediatras que dicen que no se lo demos porque endurece las encías y cuesta más que salgan los dientes y otros que les alivia. Yo lo llevo en el botiquín y si llegado el momento lo tengo que usar y estoy fuera, pues lo usare. De momento no ha llegado la oportunidad.
Fenestil.- Es una loción para las picaduras de los mosquitos que alivia el picor y la hinchazón.

Y con esto y un bizcocho hemos terminado este larguísimo artículo. Solo espero que os ayude y os sirva como guía para viajar con vuestro bebés y niños. Sobre todo consultad con vuestros pediatras y farmacéuticos. No os auto mediquéis y si vais al extranjero contratar un buen seguro con cobertura médica os ayudara en una emergencia.

Buen día a todos y felices viajes.

P.D.- La semana os voy a subir unas check list imprimibles para vuestros viajes, serán de los botiquines de maleta y mochila estad atentos. Ciao














Cavatappi a la Caponata

Volvemos a cocinar y  volvemos a publicar. Para volver a esta, nuestra pasión,hemos elegido esta fácil  y peculiar receta italiana. Siempre hay un antes y un después en la cocina de cada uno. En la mía han sido los viajes a Italia de los últimos años. Antes veía la cocina Italiana como otra cocina más extranjera, ahora forma parte de mi hogar casi a diario, junto con la española y la francesa. Antes era una extraña para mí, pero claro eso era antes de empaparme de recetas italianas, de viajar tres veces a Italia en los últimos tres años y medio, y de comprarme libros de recetas italianas en su idioma original.

En los libros que me he traído de Italia he descubierto que esa receta que yo veía en libros españoles de Pasta a la Siciliana no se llamaba así, es la pasta (la forma que tuviera) con caponata. Y después de aprender a hacer la caponata, el siguiente paso era hacer esta deliciosa pasta. Os recomiendo que utilicéis pasta corta porque se empapa mejor de esta deliciosa caponata, y al coger con la cuchara o con el tenedor os llevareis pasta y caponata y será un bocado que os llevará al cielo. En cambio si ponéis pasta larga, al enrollarla se escurrirá la caponata y se quedará en el plato y aunque estará muy bueno no será tan espectacular.

Los libros  que compro en Italia son de cocina regional, normalmente del lugar que visito. Tengo libros de la Liguria, de la Toscana, de la Emilia-Romagna y luego otro de cocina Siciliana que me han traído mis cuñados cuando visitaron la Isla. Que sepáis que tengo pendiente una visita a  la isla de Sicilia en breve, pero la cosa se complica y no terminados de cuadrar el viaje.

En Italia no solo existe la pasta y la pizza, es una gastronomía muy rica, pero a veces nos resulta muy desconocida porque los restaurantes italianos solo nos muestran una pequeña parte de esta cocina. Es verdad que de cocina italiana en este blog hay pasta y poco más, pero poco a poco realizaremos recetas que os dejarán con la boca abierta.

Esta receta es espectacular y deliciosa, pero sobre todo es una receta de aprovechamiento. Como todos los pistos, la caponata es eso, un pisto de berenjena que se realizaba para aprovechar el excedente de berenjenas. Pinchad aquí para ver la receta de la caponata.

Cuando hago caponata siempre realizo de más, porque la guardo en el congelador y me resulta muy socorrido para comerla de primer plato. También os ayudará para una cena con amigos improvisada. Si tenéis caponata para cuatro cocéis pasta para ocho y ya tenéis una súper cena.
Así que ya sabéis, cuando elaboréis caponata haced de más y siempre tendréis un acompañamiento ideal para un plato de pasta.

Ingredientes 8 pax.-

800 grs. de Cavatappi (marca De Cecco)
Caponata para cuatro personas (previamente descongelada)
Sal gorda Marina
1 hoja de Laurel seco (opcional).


                            


Preparación.-

Ponemos a calentar el agua en una cazuela grande y amplia, cuando el agua hierva añadimos la sal y la hoja de laurel, removemos con una cuchara de madera e incorporamos la pasta. Aquí viene el kit de la cuestión, yo siempre os digo que cozáis la pasta al dente, que os guiéis de vuestro gusto y de las recomendaciones del fabricante en el paquete. En este caso ponía que 6 minutos para que estuviera “al dente”, sinceramente si solo la cocemos ese tiempo esta pasta estará  "come en la Piazza" es decir, “como en la Plaza” cuando la compras: DURA. Así que la cocimos unos 8 o 9 minutos probándola hasta que estuvo a nuestro gusto.

Mezclamos con la caponata y tenemos un plato riquísimo.
Este plato admite varias formas de tomarlo: una es frío y la otra es templado o caliente. Podéis calentar la caponata y que esté todo muy caliente. Cuando la pasta esta cocida a vuestro gusto la coláis y mezcláis con la caponata que previamente habíais calentado. En este caso la tomamos caliente y deliciosa ideal para el frío invierno.
Si queréis tomarla templada cocéis la pasta y cuando la coléis la enfriáis con agua fría para cortar la cocción, en este caso debéis añadir más sal porque si no se quedará sosa. Debéis tener la caponata caliente,  mezcláis con la pasta fría y dejáis atemperar hasta que esté a vuestro gusto.

O podéis dejarla fría, procedéis igual, enfriad la pasta y mezclad con la caponata, guardáis el conjuntp en la nevera y estará lista para consumir cuando vosotros queráis.
Es un plato ideal para cualquier estación del año, en cualquiera de sus versiones de temperatura, se puede usar como comida de tupper, de picnic o hasta de plato de cuchara si ponéis pasta corta pequeñita. 

Adelante, atreveros con esta versátil receta.