Las joyas de la repostería española: Yemas de Santa Teresa

Santa Teresa es una de las empresas más antiguas de Ávila, tiene una historia de más de 150 años en nuestra provincia y ciudad, ha resistido el paso del tiempo estoicamente, superando baches y momentos críticos que han dado lugar a la empresa que hoy conocemos. No hay  abulense que no conozca las auténticas yemas de Santa Teresa y que no las haya comprado al menos una vez para regalar, para comer en casa o para llevar de regalo fuera de nuestra provincia. Es un producto tan especial y maravilloso que te hace suspirar.


La historia de esta centenaria empresa es peculiar y magnífica, a día de hoy pocas empresas en España que daten  del s. XIX que han conseguido llegar hasta nuestros días.

Su Historia.-

En 1860 nace en la ciudad de Ávila La Dulce Avilesa, una pequeña confitería artesana que, con el tiempo, pasó a denominarse La Flor de Castilla. Este pequeño negocio familiar comenzó a fabricar y a comercializar las auténticas y originales Yemas de Santa Teresa. La receta de este emblemático dulce se ha transmitido de forma idéntica de padres a hijos durante más de 150 años.
A finales de los años ochenta, cuando la tercera generación familiar se hacía cargo de la Flor de Castilla, la confitería pasó por un momento crítico en su gestión económica y patrimonial. Fué cuando Julian Gil Navarro, actual presidente de Santa Teresa y amigo de la familia fundadora, deicidió abandonar su actividad profesional implicándose personal y económicamente en el "rescate" de la centenaria compañía, reflotando el 100% el negocio. En 1989 la empresa tomó un nuevo rumbo que sentó las bases de la compañía en la que hoy se han convertido. Para ello el primer paso fué la ampliación de la gama de productos, incorporando carne de membrillo de alta calidad a su oferta. Esta primera apuesta, el Membrillo Santa Teresa, es hoy en día uno de los productos más apreciados en todo el territorio nacional. Este éxito ha liderado la creación de una amplia variedad de productos como los gazpachos, cremas, huevo hilado, mermeladas, dulces y una variada línea de preparados.

Las Yemas de Santa Teresa.-

Las Yemas de Santa Teresa es el producto de repostería más identificador y popular de la provincia de Ávila y está fuertemente ligado a la gastronomía y la oferta turística de la cuidad, habiéndose convertido en el dulce típico de la zona. Las auténticas y originales Yemas de Santa Teresa tienen su origen en 1860 cuando D. Isabelo Sánchez, el fundador de la pastelería La Dulce Avilesa, las creó, denominándolas asi en honor a Santa Teresa de Jesús (patrona de la ciudad). La Dulce Avilesa es a día de hoy La Flor de Castilla, y en su obrador se siguen elaborando a diario y artesanalmente las auténticas Yemas de Santa Teresa.

En el mapa que aparece más abajo, es el primer mapa gastronómico de los productos mas notorios en la península ibérica del s.XX. Vemos que las Yemas de Santa Teresa, son la única marca que se citaba entonces y es prácticamente el único producto que ha llegado a nuestros días con aumentada notoriedad casi 100 años después. Dicho mapa, muestra además, la conexión de las Yemas de Santa Teresa con la ciudad de Ávila, reconociendo así a este dulce como embajador de Ávila en el mundo gastronómico.


Las Yemas de Santa Teresa son elaboradas únicamente con yema de huevo y azúcar, y se redondean a mano una a una. Las autenticas Yemas de Santa Teresa se distinguen por su envase, en cajitas de 12 unidades en el que se incluye el jeroglífico original que las autentifica. Este juego de lectura constituye para el comprador de yemas, la certeza de haber escogido correctamente las originales y auténticas yemas de Santa Teresa.

Desde este humilde blog agradecemos a Santa Teresa contar con nosotros, para difundir y promocionar los productos de Ávila, su historia y su tradición.

Hoy os presentamos un estuche que nos tiene medio locos, es un joyero de dulces, que ya hemos llevado a unas cuantas cenas este mes, es la culminación de la cata de yemas.



En un vanguardista estuche en que descubres las cuatro variedades de Yemas de Santa Teresa, las clásicas de toda la vida, las deliciosas choco yemas que vuelven locos a los amantes del chocolate, las yemas al ron para los paladares más arriesgados y mis preferidas las yemas de Anís del Mono que son absolutamente geniales.

A veces cuando vamos de invitados a una cena o comida no sabemos que llevar de dulce o de detalle para nuestros anfitriones, os aseguro que con este espectacular estuche acertaréis de lleno. Desde que lo hemos descubierto es nuestro as en la manga y esta Navidades será nuestro regalo estrella en la celebraciones.

Puedes conseguir este maravilloso pack en las tiendas de Ávila de La Flor de Castilla y en el Centro Gastronómico de el  Grande o en Madrid e su Centros Gastronómicos de Aravaca, Majadahonda, Jorge Juan, Ponzano y Chamartin, o desde cualquier parte de España en su tienda On Line (pincha aqui).

No lo dudes y consigue tu Joyero dulce.


Crema de Coliflor a la Pimienta Rosa


 Esta receta es de las que te saca de cualquier follón en Navidad, es fácil, resultona y hasta la puedes tener hecha dos días antes y guardada en la nevera en un tupper hermético. Sin duda con un emplatado bonito quedaras como un gran chef y tus invitados alucinaran con los sabores y texturas del este entrante. no lo dudes no te compliques y acierta con esta deliciosa crema.


Ingredientes para 4 o 6 pers.-
-          ½ Coliflor
-          1 Cebolla
-          1 Puerro
-          1 Patata
-          1 l. de Agua o Caldo de Pollo o Verduras
-          50 ml. de Nata para cocinar o leche evaporada o Leche Entera
-          Sal
-          Aceite de Oliva Virgen Extra
-          Pimienta Rosa
-          Salmon Ahumado
-          Piñones crudos



Preparación.-
En una olla cubrimos el fondo con Aceite de Oliva y calentamos, mientras tanto vamos cortando la cebolla en brunoise y el puerro en rodajas muy finas, cuando el aceite esté a su temperatura pochamos la cebolla y el puerro. Mientras tenemos en la olla estas verduras, preparamos la patata y la coliflor. Pelamos la patata y la picamos en cuadraditos y añadimos a la olla, sacamos las flores de la coliflor y dejamos los troncos gordos y las hojas que la cubrían, si es que las tiene, para hacer un caldo para futuras elaboraciones o para esta misma receta.
Si queremos hacer el caldo ponemos más o menos un litro y medio de agua añadimos los tozos sobrantes de la coliflor, sal y un poco de aceite de oliva. Y si queremos que sea más potente le podemos añadir una pastilla de caldo de verduras.
Las flores las incorporamos a la olla, salpimentamos, le damos un toque de pimienta rosa  y si el caldo está terminado le añadimos a la olla y llevamos a ebullición durante unos 40 min.
Pasado este tiempo lo trituramos y servimos bien caliente. En el caso de esta crema que preparamos como entrante de Navidad la hemos decorado con Pimienta Rosa, Piñones y Salmon Ahumado, un toque navideño diferente. Otras opciones que podemos añadirle  son unos picatostes o frutos secos para darle un toque crujiente. También se puede poner cebollino y un chorro de aceite de oliva en crudo. Espero que os encante esta receta como a nosotros.




 'Con este post participo en el reto de facilisimo de entrantes y aperitivos navideños'




Un Domingo Perfecto


Un domingo como otro cualquiera. Pero este es diferente, es el primer domingo que hacemos un plan de padres solteros y os preguntareis ¿qué es eso de un plan de padres solteros?
Pues os explico, después de 16 intensos meses de maternidad y paternidad es el primer día que #bayolivia duerme fuera de casa. Se fué  a dormir a casa de los abuelos al pueblo. El motivo no fue otro que mamá y papá han decidido hacer un plan de novios y sin niña, para reconectar como pareja. Porque sí, está muy bien ir con tu bebé a todos los sitios, pero de vez en cuando necesitas compartir un rato con tu pareja sin estar pendiente del bebé.





Nuestro plan fue muy sencillo, espada exprés a Madrid. Cogimos el tren dirección a Chamartín y viajamos tranquilos y relajados. Al llegar, el metro y ya estábamos en el Auditorio Nacional, al cual íbamos a escuchar un concierto de música clásica, aquí Rodrigo es un melómano empedernido y de vez en cuando hay que hacer un plan también para él. Ya habíamos comprado las entradas por Internet y era bastante pronto así que decidimos dar un paseo y desayunar por los alrededores del Auditorio. Nunca pensé que en Madrid me costaría tanto encontrar un bar o cafetería donde desayunar, no lo podía creer...


Pero las esperas suelen llevar a las mejores recompensas y está desde luego lo fue. Terminamos en una coqueta, ecléctica y original cafetería, boulangerie, obrador etc. el Maceta Café, sin duda un lugar encantador, donde desayunaban las familias del barrio y donde a cada cliente que entra se le conoce por su nombre. Desayunamos unos deliciosos cafés y unas espectaculares tostadas con tomate. En mi vida he tomado un pan tan sumamente crujiente, esponjoso y delicioso. Sólo felicitar a sus dueños por un sitio tan genial y decirles que
cada vez que vaya al auditorio me tendrán allí a desayunar o a merendar dependiendo del concierto ¡claro!.

Después acudimos al concierto de ese domingo en el Auditorio Nacional la pieza que escuchamos fue la 8ª sinfonía de Dvorak, que solo puedo decir que fue una ejecución espectacular por parte de la Orquesta Nacional de España, después nos ofrecieron un aperitivo en el hall del auditorio donde se podía conversar con el director y los miembros de la orquesta. Sin duda una experiencia que volveremos a repetir.




Para almorzar decidimos ir a tomar el Brunch a Bendita Locura un coffe situado a mitad de la C/ Príncipe de Vergara. Este Brunch de fin de semana es previa reserva a través de su web o  vía telefónica. Elegimos la opción de 19€, constaba de bebida caliente, bebida fría, yogurt con granola, croissant y huevos benedict, en la opción de cada uno prefiera. Sin duda un acierto con la elección del lugar. Después de un Brunch relajado y de buena conversación, un paseo cogidos de la mano por el barrio de Salamanca. Nos fuimos felices y contentos que haber pasado juntos, un domingo perfecto.





Chocolate Especiado de Navidad

Llega Diciembre y huele a Navidad, he de confesar que este Chocolate Especiado de Navidad es uno de mis pecados preferidos, normalmente siempre que tengo un poco de bajón en invierno, esas tardes de domingo largas y con frío, me lo preparo y me alegra el alma.

Pero sin duda es la bebida estrella de mi casa el día del árbol, jajajaja no el día del árbol de Junio. El día del árbol de Navidad, en mi hogar hay un día donde toda la familia ponemos el árbol y decoramos la casa, ese día hacemos este chocolate, inundamos el salón de cajas y adornos y vamos contando y recordando donde compramos un adorno u otro, a raíz surgen las anécdotas de los viajes y el recuerdo de lugares maravillosos. Cada año que salimos fuera de España intentamos comprar un adorno nuevo para el árbol de navidad y la verdad que ya vamos teniendo nuestra pequeña colección. Desde el año pasado #babyolivia se une a esta tradición y este año puede que hasta sus nonnos vengan a ayudar, lo que esta claro es que la enana nos va a colocar todos los adornos  a gatas y se tomará todos los chocolates que sirvamos.

Ingredientes.-

300 ml de Leche entera
1 rama de Canela
1 pieza de Anís estrellado
1 gr. de jengibre en polvo
1 gr. de nuez moscada
5 ml. de aroma de vainilla
250 ml. de Agua
100 grs. de Chocolate para hacer
Mucho amor, cariño y querer que sea Navidad.


Preparación.-

Ponemos la leche a calentar en un cazo o una cazuela pequeña, le añadimos las especias y llevamos a ebullición. Lo dejamos hervir dos minutos y retiramos del fuego. Con cuidado pasamos la mezcla a una jarra o recipiente que esté frio y que sea de boca estrecha, tapamos con papel film y reservamos hasta que la mezcla esté templada.

En este punto yo os cuento mi manera: suelo preparar la leche especiada el día de antes y cuando se queda templada la meto en la nevera y la dejo reposar hasta el día siguiente.
Ahora hacemos el  chocolate, yo utilizo un chocolate de aquí de la zona que me encanta y está delicioso para hacerlo caliente, pero cualquier marca que venden en los supermercados os servirá, eso sí cuanto mejor es el chocolate mejor será el chocolate caliente. Ponemos a hervir el agua, cuando llegue a ebullición añadimos el chocolate troceado y removemos con unas varillas o un tenedor hasta que esté disuelto. Cuanto tengamos disuelto el chocolate añadimos la leche especiada, llevamos a ebullición unos dos minutos con cuidado de que no se derrame y apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos.

¡VOILA!, ya tenemos nuestro Chocolate Especiado de Navidad, la casa huele genial y el sabor es delicioso, y ya si fuera está nevando… Feliz Navidad






Muffins de limón y amapola

Desde tiempos inmemorales, bueno no tanto, desde que tengo el libro rosa de la repostería, que para mí, es mi biblia de repostería y la bollería, llevo viendo estos Muffins de limón y semillas de amapola que me tienen robado el sentido. Y nada, el pasado fin de semana me lié la manta a la cabeza y los hornee el domingo para merendar. Nunca pensé que fueran tan fáciles y sencillos de hacer, pero desde luego lo que nunca imaginé es lo maravillosamente deliciosos que están.
Así que son súper fáciles y rápidos, atrévete a cocinarlos. Enciende el horno y ponte manos a la masa.



Ingredientes.-
60 grs. de Mantequilla sin sal
280 grs. de Harina para repostería
10 grs. de Levadura en polvo
200 grs. de Azúcar blanquilla
1 limón
1 huevo
1 tea spoon de extracto de vainilla
250 ml. de leche entera
2 cucharadas soperas de semillas de amapola
1 pizca de sal

Utensilios.-
16-18 Moldes de papel para magdalenas o Muffins (papelillos)
1 Bandeja para hornear Muffins





Preparación.-
¿Lo primero ya lo sabéis o hace falta que os lo diga...? precalentamos el horno a 220ºC. A continuación ponemos a derretir la mantequilla en un cazo a fuego muy suave, cuando esté derretida la reservamos y dejamos atemperar.
En un bol tamizamos los ingredientes secos: el harina, la sal, la levadura y el azúcar y dejamos para usar más adelante. En el cuenco de vuestro robot ponéis el huevo, la mantequilla, la vainilla y la leche, batimos con las varillas hasta conseguir una mezcla espumosa. A continuación añadimos la ralladura del limón y su zumo y volvemos a batir hasta que estén integrados todos los ingredientes.
Ahora incorporamos los ingredientes secos de tres veces, añadimos, batimos, añadimos, batimos y vuelta otra vez más , sólo batimos lo necesario para integrar los ingredientes. Si sobrebatimos la mezcla nos quedaran menos esponjosos nuestros Muffins.
Con ayuda de un dispensador de masa o de una cuchara de helado llenamos los papelillos que previamente habremos colocado en la bandeja hasta las tres cuartas partes. Si llenamos más, al crecer la masa con el calor se nos saldrán del molde.
Espolvoreamos con azúcar la masa y metemos en el horno previamente precalentado a 220ºC con calor arriba y abajo y ventilador y horneamos entre 12 y 15 min o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos enfriar en la bandeja hasta que podamos pasarlos a una rejilla para poder enfriarlos totalmente. Los metemos en un bote hermético y a disfrutar de ellos.