Un Domingo Perfecto


Un domingo como otro cualquiera. Pero este es diferente, es el primer domingo que hacemos un plan de padres solteros y os preguntareis ¿qué es eso de un plan de padres solteros?
Pues os explico, después de 16 intensos meses de maternidad y paternidad es el primer día que #bayolivia duerme fuera de casa. Se fué  a dormir a casa de los abuelos al pueblo. El motivo no fue otro que mamá y papá han decidido hacer un plan de novios y sin niña, para reconectar como pareja. Porque sí, está muy bien ir con tu bebé a todos los sitios, pero de vez en cuando necesitas compartir un rato con tu pareja sin estar pendiente del bebé.





Nuestro plan fue muy sencillo, espada exprés a Madrid. Cogimos el tren dirección a Chamartín y viajamos tranquilos y relajados. Al llegar, el metro y ya estábamos en el Auditorio Nacional, al cual íbamos a escuchar un concierto de música clásica, aquí Rodrigo es un melómano empedernido y de vez en cuando hay que hacer un plan también para él. Ya habíamos comprado las entradas por Internet y era bastante pronto así que decidimos dar un paseo y desayunar por los alrededores del Auditorio. Nunca pensé que en Madrid me costaría tanto encontrar un bar o cafetería donde desayunar, no lo podía creer...


Pero las esperas suelen llevar a las mejores recompensas y está desde luego lo fue. Terminamos en una coqueta, ecléctica y original cafetería, boulangerie, obrador etc. el Maceta Café, sin duda un lugar encantador, donde desayunaban las familias del barrio y donde a cada cliente que entra se le conoce por su nombre. Desayunamos unos deliciosos cafés y unas espectaculares tostadas con tomate. En mi vida he tomado un pan tan sumamente crujiente, esponjoso y delicioso. Sólo felicitar a sus dueños por un sitio tan genial y decirles que
cada vez que vaya al auditorio me tendrán allí a desayunar o a merendar dependiendo del concierto ¡claro!.

Después acudimos al concierto de ese domingo en el Auditorio Nacional la pieza que escuchamos fue la 8ª sinfonía de Dvorak, que solo puedo decir que fue una ejecución espectacular por parte de la Orquesta Nacional de España, después nos ofrecieron un aperitivo en el hall del auditorio donde se podía conversar con el director y los miembros de la orquesta. Sin duda una experiencia que volveremos a repetir.




Para almorzar decidimos ir a tomar el Brunch a Bendita Locura un coffe situado a mitad de la C/ Príncipe de Vergara. Este Brunch de fin de semana es previa reserva a través de su web o  vía telefónica. Elegimos la opción de 19€, constaba de bebida caliente, bebida fría, yogurt con granola, croissant y huevos benedict, en la opción de cada uno prefiera. Sin duda un acierto con la elección del lugar. Después de un Brunch relajado y de buena conversación, un paseo cogidos de la mano por el barrio de Salamanca. Nos fuimos felices y contentos que haber pasado juntos, un domingo perfecto.





0 comentarios: