Albóndigas con Salsa de Tomate

Las Albóndigas es una de las cosas que más me gustan en este mundo, mi madre las hace muy ricas y al final, después de luchar contra el tamaño de las albóndigas, por fín he conseguido el tamaño y forma deseada. desde aquí os explico mi experiencia.

La primera vez que las hice me quedaron tan grandes que con tres Albóndigas cada uno cenamos y quedamos servidos, la siguiente vez, las dejé tan blandas que se desmenuzaron en la cazuela y eso de tener invitados y andar pescando en la cazuela no mola. La siguiente vez, me quedaron como canicas y duras como piedras, en fin, ya estaba decidida a que mi sino era sobrevivir a base de las que hacen mi suegra y mi madre (algo parecido me pasa con las croquetas, cuando las consiga hacer os cuento la historia, hoy no procede). Al final, mi madre y mi suegra me dieron lecciones y ahora hago unas albóndigas riquísimas, eso sí,lo del tamaño sigue sin salirme a ojo como a ellas, yo utilizo la cuchara del helado pequeña, pero me quedan bien y riquísimas  así que  no importa como las dé forma, jajajaja, aquí os dejo con la receta, mi preferida, desde pequeña me ponía las botas con ella.

Ingredientes para las Albóndigas.-

400 grs. de Carne Picada de ternera Magra
1 Ajo
Perejil fresco
Sal
1 Huevo
100 ml. de leche entera
Pan rallado
Harina de arroz

Ingredientes para la Salsa de Tomate.-

1 Bote de Salsa deTomate Casera (350 ml.)
1 Ajo
1 Hoja de laurel
1 Pastilla de Caldo de Pollo
350 ml. de Agua Fría

Preparación de las Albóndigas.-

Ponemos la carne en un bol y hacemos un volcán con ella, en un mortero machacamos el ajo y una vez machacado le añadimos la leche, removemos bien y se lo añadimos a la carne. A continuación, a la carne le añadimos el huevo, el perejil y la sal hasta que esté todo el conjunto perfectamente integrado.
  Seguidamente añadimos el pan rallado poco a poco hasta que la carne esté en el punto y textura perfectos, ni muy duros ni muy blandos, que se pueda dar forma sin que se deshagan pero que tampoco queden duras.    Vamos, que cuando vamos poniendo el pan nos damos cuenta de la resistencia que nos ofrece al amasar.
Ahora con ayuda de la cuchara pequeña de helado vamos haciendo pelotas, las damos forma con la mano y las pasamos por harina de arroz y la freímos en abundante aceite hasta que estén doradas.


Preparación de la Salsa de Tomate.-

Para ello vamos a utilizar la salsa casera de tomate que nos encanta, machacamos un ajo añadimos una hoja de laurel a la cazuela con las albóndigas, la salsa de tomate, el agua y la pastilla de caldo de pollo y llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego bajo entre 20 y 30 min.

Y ya tenéis unas deliciosas Albóndigas Caseras, que os aseguro que os volverán locos como a mí.




                             

3 comentarios:

Chus dijo...

Las albóndigas tienen su truco y hay que saber cogerles el punto. De todas forma, no te preocupes que a todos nos pasa... y hasta que no las haces varias veces no salen bien. Y lo que yo tampoco llego a entender aún es lo de la cocina a ojo... y en el caso de las albóndigas menos. Es cosa de madres, como las nuestras, que llevan todo una vida cocinando. Me gusta tu truqui de la cuchara de helado. Lo voy a poner en práctica. Besotes guapa

Cocina con Reina dijo...

A mi madre le quedan super blanditas y no se rompen, a mi no me quedan así, me llevo tus ingredientes y las haré al pié de la letra, por que el costi siempre le pone pegas....besos

Trini Altea dijo...

Oooooooooh que ricas.
Besos. "La Cocina de Trini Altea"