Risotto de Piñones

Esta receta es de esos descubrimientos que hicimos en el confinamiento, la publicaron en el perfil de Palacio Sofraga, nosotros le dimos la vueltita y la hicimos algunas modificaciones a nuestro gusto, la receta de ellos la tenéis en su perfil publicada a fecha de 4 de Mayo. Me enamoré de esta receta y la repito en cualquier ocasión. Me encanta es fácil, sencilla y resultona.

Ingredientes para el Risotto. -

300 grs. de Piñones de trigo duro

500 ml. de Caldo verduras Aneto

1 puerro

20 grs. de Mantequilla sin sal

200 grs. de Champiñones portobello

150 grs. de Espárragos verdes

40 grs. de Guisantes

250 ml. de Vino blanco

Parmesano al gusto

30 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra

Sal

Salmón Ahumado

Ingredientes para Aliño de ajo y limón. –

1 diente de Ajo

½ Limón (utilizaremos la ralladura y el zumo)

1 c/s de Perejil fresco picado

50 ml de AOVE

Pimienta Negra molida

Sal

 


Preparación del Aliño de ajo y limón. -

En un cazo pequeño llevamos a ebullición el ajo sin el germen verde del interior. Realizamos esta operación tres veces, partiendo las tres veces desde agua fría.

Una vez blanqueado el ajo lo picamos finamente y preparamos el aliño. Mezclamos el AOVE con el zumo de limón, la ralladura, el ajo, el perejil, la pimienta negra y la sal. Mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea y reservamos para acompañar el risotto.

 

Preparación. –

En una sartén ponemos aceite de oliva sólo hasta cubrir finamente el fondo, calentamos a fuego bajo y mientras se calienta el aceite cortamos los espárragos en trozos de 1 cm. las yemas las dejaremos un poco más grandes para utilizarlas para decorar el plato. Subimos el fuego medio y ponemos los espárragos a cocinarse en la sartén.  Mientras los espárragos se van cocinando, lavamos los champiñones y los cortamos en laminas o en octavos si no son piezas muy grandes.

Los espárragos ya están a la textura deseada, hay personas que los prefieren mas hechos y otros más al dente. En ese punto añadimos los champiñones y ajo seco en cubitos y cocinamos hasta que los champiñones estén a nuestro gusto, salpimentamos y reservamos.

En una cazuela de fondo grueso ponemos la mantequilla y el AOVE, una vez se haya derretido la mantequilla y teniendo cuidado de que no se queme añadimos el puerro, que previamente habremos cortado en rodajas muy finas. Pochamos a fuego medio bajo hasta que esté blandito, añadimos los guisantes y salpimentamos.

A continuación, añadimos los piñones y rehogamos durante 30 segundos y añadimos el vino blanco. Reducimos el vino hasta que quede seco, pero sin que se pegue ni se queme.

Ahora añadimos caldo poco a poco y vamos removiendo y cocinando durante unos 5 ó 6 min. No añadáis el caldo de golpe, hacedlo poco a poco según se vaya absorbiendo el caldo. Una vez pasado el tiempo añadimos unos cubitos de mantequilla fría y añadimos la preparación anterior de los espárragos y champiñones, mezclamos bien e incorporamos el parmesano al gusto, os recomiendo no poner mucha cantidad porque se quedaría como una pasta, pero repito lo dejo a vuestra elección.

Emplatamos y decoramos con las puntas de espárrago y alguna loncha fina de salmón ahumado y unas lascas de parmesano. El aliño llevadlo en una salsera a parte para que el que lo desee lo añada al plato.


0 comentarios:

Publicar un comentario