Bacalao a Braz

Uno de mis países preferidos a la hora de viajar es Portugal. Es un país que me atrae su cultura, sus monumentos y sobre todo su gastronomía. Es un país muy acogedor, sus gentes son amables y hospitalarias, tiene un sin fin de pueblos y ciudades para visitar a cuál más bonita y espectacular. Ahora mismo me encuentro disfrutando de mis vacaciones por este hermoso país.

Uno de los ingredientes principales de la gastronomía de Portugal es sin duda el Bacalao. En Portugal hay un dicho “que se tienen recetas de bacalao como días en el año” es decir que tiene una receta de bacalao para cada día del año. De mis viajes a Portugal he descubierto una de mis recetas preferidas:  el “Bacalao a Braz” o “Bacalau Dourado” que es la receta que os traigo hoy.

Espero que en este viaje a Portugal encuentre un nuevo libro de recetas portuguesas y alguna nueva receta, sin duda ese “Caldo Verde” que tienen en casi todos los restaurantes es mi próximo objetivo a la hora de versionar una nueva receta portuguesa.

Vamos al lío y os dejo con la elaboración de esta espectacular receta y ya sabéis que las recetas tradicionales hay versiones como casa y manos que las cocinan.


Ingredientes para 4 pax. -

600 grs. de Migas de bacalao salado

1 cebolla blanca grande

1 bolsa de Patatas Paja

4 huevos

1 lata de Aceitunas negras en rodajas

Perejil fresco

Aove

 

Preparación. -

Lo primero que debemos de hacer el día de antes es poner el bacalao a desalar, este proceso consiste en que primero lavamos el bacalao y después lo ponemos en un bol o una fuente con agua fría durante 24 horas para quitarle la sal. Deberemos cambiar el agua cada 12 horas.

Una vez hemos desalado el bacalao lo ponemos a cocer en agua. Llevamos a ebullición y contamos 10 min desde que hierva. Cuando haya pasado el tiempo retiramos del fuego, quitamos el agua y dejamos enfriar.

Mientras el bacalao se enfría, vamos preparando el resto de los ingredientes, picamos la cebolla en juliana, es decir en tiritas muy finas, reservamos.

Ponemos una sartén grande al fuego y cubrimos el fondo con Aceite de Oliva Virgen Extra, y mientras se está calentando el aceite desmigamos el bacalao y revisamos que no tenga ninguna espina.

Cuando tengamos el aceite a la temperatura ideal, ponemos bacalao a dorar, a fuego medio, tendremos que ir moviendo el bacalao, estará a punto cuando adquiera un bonito color dorado. En este punto añadimos la cebolla y vamos removiendo para mezclar con el bacalao, tapamos con una sartén y bajamos el fuego para que la cebolla se poche lentamente.

Una vez pochada la cebolla añadimos los huevos, subimos el fuego y vamos cuajándolos, añadimos las aceitunas y las patatas y terminamos de cuajar los huevos.

Con ayuda de un aro emplatamos, decoramos con perejil fresco y servimos caliente.

Esta es mi versión de este popular plato portugués, cada vez que lo cocino me transporto a Portugal, a sus calles, sus restaurantes, a sus gentes. Sin duda una manera ideal de rememorar los viajes que he realizado por este hermoso país.

 

 

 






0 comentarios:

Publicar un comentario