Mermelada de Castañas

       En otoño hay multitud de productos con los que podemos cocinar y uno de ellos es la castaña. La podemos utilizar en multitud de recetas, desde salado hasta dulce y nos sirve para hacer un delicioso postre o para acompañar carnes y hacerlas más sabrosas.
       La receta que os traigo hoy es una receta que ha surgido elaborando otra receta con castañas. Ha sido todo un descubrimiento y seguro que la aplicaré para muchas más recetas o para comerla en tostadas para desayunar sin más florituras.

Fuente.- Cakes para ti

Ingredientes.-

300 grs. de Castañas (ya peladas)
75 grs. de Azúcar moreno
75 grs. de Azúcar blanquilla
Agua
1/2 Vaina de Vainilla Bourbon
1 estrella de Anís estrellado


Preparación.-

       El primer paso de esta receta es pelar las castañas, para ello Rodrigo ha desarrollado una técnica muy buena. Necesitamos el microondas, un cuchillo afilado, guantes y paciencia. Vamos al lío, cogemos unas 6 u 8 castañas y las hacemos una cruz con el cuchillo.  Si llegáramos a cortar la carne, no pasaría nada porque llegue de lado a lado, es casi mejor ya que será más fácil pelar la castaña. Las metemos en un plato a temperatura máxima 1 min y 30 segundos y las sacamos. Los guantes son para ayudarnos a pelarlas, ya que hay que hacerlo en caliente y con los guantes no nos quemaremos. Con este método eliminamos un poco de agua de la castaña, lo justo para que se separen las dos pieles y nos quede la castaña limpia para poder cocinar con ella. Es un poco laborioso pero hasta ahora ha sido el método que mejor me ha funcionado, el más rápido y efectivo.
       Ya tenemos peladas las castañas. Ahora las tenemos que cocer. Ponemos en un cazo las castañas y las cubrimos con agua fría y las ponemos a cocer, contaremos 20 o 25 min desde que el agua rompa a hervir dependiendo de lo duras que sean.
       Una vez cocidas reservamos el agua de la cocción y las castañas las pasamos por agua fría, las escurrimos y las volvemos a poner en el agua de cocción. Las trituramos con la batidora y le añadimos a esta mezcla el azúcar, removemos y ponemos al fuego unos 50 min. aproximadamente. La retiraremos del fuego cuando veamos que tiene la textura de mermelada.
       Dejaremos enfriar y podremos guardarlo en botes al baño maría y conservarlo por más tiempo o dejarla en la nevera e ir consumiéndola poco a poco.
       Es una pasada, está buenísima y es ideal para hacer postres de castaña.





1 comentarios:

Isabel Rescalvo dijo...

¡¡Hola Vanessa!! ¡¡Ohhh, qué riquísima!! Ahora se ha convertido en una de mis mermeladas favoritas. ¡¡Qué rico ese toque de anís estrellado!! Lo voy a tener que poner en práctica también. Gracias por mencionar mi blog, me alegra que te haya inspirado, pero sin duda, has superado al original. Besitos y gracias.