Sopa de Tomate

Desde que recuerdo he sentido una atracción absurda por el cuadro de Andy Warhol en el que representa el bote de sopa de Tomate de Campbell's. Tanto es así que mi hermano Javier me regaló un bote original de esta sopa de tomate, el cual por supuesto no he abierto, ¡ni se me ocurriría!. Para mí es como un objeto de coleccionista, tanto es así que visitando una tienda de cosas americanas, la ví y me compré otro bote, no fuera a ser que al primero le pasara algo. 
En mi cocina tengo una representación de ese cuadro por el cual siento fascinación, no sé la razón, solo sé que me encanta. Yo pensaba que esta receta era muy complicada pero nada más lejos de la realidad. Es súper fácil.
La sopa de Tomate es muy popular en Estados Unidos, ya que como veis en la foto, se vende enlatada. A mi las cosas enlatadas no me hacen mucha gracia, así que le dí un toque mediterráneo a la sopa tal y como sugería la receta que consulté y como siempre cambie ingredientes y le dí mi toque.

Fuente.- Libro de Recetas

Ingredientes.-

1 kg de Tomates rojos 
1 Cebolla
1 copa de  vino de Jerez
2 c/c* de Azúcar
Sal
Pimienta
Albahaca
Tomillo
Romero
Aceite de Oliva virgen Extra
Caldo de verduras

Preparación.-
Lo primero que haremos será poner en una sartén el Aceite de Oliva. Mientras se calienta cortamos la cebolla en brunoise y cuando llegue a su temperatura óptima ponemos a pochar la cebolla.
Ya tenemos la cebolla pochándose a fuego medio-bajo. Ahora vamos con los tomates; los lavamos y cortamos en trozos medianos y reservamos. La cebolla ya está blandita y medio transparente y es ahora el momento de añadir los tomates, la sal  y un toque de pimienta si nos gusta. Damos varias vueltas al conjunto para mezclar bien  los ingredientes con que hemos sazonado e incorporamos el azúcar (opcional)  para quitarle la acidez al tomate.
Cuando veamos que los tomates están blanditos y las pieles se despegan de la carne, es hora de pasarlo a una cazuela y añadir el caldo de verduras Os recomiendo hacerlo de poco en poco dependiendo de lo espesa que os guste la sopa.
Es el momento de añadir las hierbas, le darán un toque diferente a nuestra sopa, yo las puse frescas porque el huerto urbano todavía las conserva. Cocemos diez minutos a fuego medio y pasamos con la batidora. Y ahora viene otro paso opcional, yo lo pasé por un chino o colador para quitarle las pepitas y pieles que pueden quedar después de pasar por la batidora, hay personas que les gusta así con tropezones, cada uno a  su gusto
Como veis es una receta muy sencilla y fácil de hacer que apenas necesita atención ni preparación, ideal para noches frías de invierno.

Observaciones.-

*c/c= cucharita de café




0 comentarios: