Tortiglioni con Ragu Toscano

Hoy os traigo una receta deliciosa, es una receta que aprendí el año pasado en Florencia durante mi luna de miel, el camarero de un restaurante donde comimos, nos explicó que el verdadero Ragú  Toscano, el que hacían las abuelas, se hacía con carne sin picar, que se utilizaba la carne para guisar y que la carne se deshilachaba a mano o se picaba muy fina a cuchillo, nos comentó que hoy en día se utiliza carne picada, por rapidez y comodidad pero que no tiene el mismo sabor ni textura, y que si de verdad queríamos comer un Ragú Toscano de los de verdad utilizáramos esta receta, que era la de “la sua mamma”. Así que después de algunas pruebas y errores hemos cogido el punto a la receta y nos encanta, es un poco laboriosa pero os aseguro que merece la pena, además podéis preparar más cantidad y congelarla para otra ocasión, espero que os guste esta deliciosa receta.

Ingredientes.-

250 grs. de Carne de Morcillo de Ternera
250 grs. de Tortiglioni
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Pimienta
Vino Tinto de Pitarra
Agua
Albahaca fresca
Salvia fresca


Preparación.-

Lo primero que tenemos que hacer es sellar la carne, para ello ponemos en una cazuela Aceite de Oliva y cuando esté caliente le ponemos la carne y la doramos a fuego fuerte por todos los lados, una vez que esté dorada la cubrimos en su totalidad con una mezcla de vino tinto y de agua a partes iguales, cocemos la carne hasta que este blandita. Una vez está cocida la sacamos y dejamos enfriar para poder deshilacharla o cortarla a cuchillo. Una vez acabado este proceso algo pesado, ya tenemos la carne preparada, la ponemos en una cazuela y le añadimos la Salsa de tomate casera (si quieres la receta pincha aquí) y ponemos a cocer a fuego muy lento para que la carne se impregne del sabor de la salsa de tomate. La tendremos al fuego entre 30 y 40 min. La pasta la cocemos como siempre con agua abundante y sal gorda y la dejamos al dente o al gusto del comensal. Cuando queden pocos minutos para que la pasta esté lista le añadimos  al Ragú albahaca y salvia frescas troceadas finamente, removemos la salsa bien y apagamos el fuego. Colamos la pasta y servimos inmediatamente con la salsa acompañada con queso parmesano rallado.







1 comentarios:

Alejandra Morán dijo...

Ummm qué rica tiene que estar esta receta Vanessa!!!
Se ve deliciosa
Un besito