Macarons de Boston Cream



Volvemos después del verano con un nuevo Desafío en la Cocina, después de dos meses de descanso estival, aquí llegamos con un nuevo reto, este mes nos han desafiado con la Boston Cream Pie, que es el postre oficial del estado de Massachusetts en EEUU, para que fuera más divertido nos han permitido versionar este postre de la manera que más nos gustara, la condición era que llevara una parte seca, una de crema y ganache de chocolate. Yo he versionado este postre en Macarons.
La inspiración la cogí de un blog escrito en inglés que ni me acuerdo como se llama y la receta del libro Sucré de Laduree. Si queréis ver todas las recetas y versiones de mis compañeros pinchad aquí.

Ingredientes.-

Ingredientes de los macarons.-

275 grs. de harina de almendras
250 grs. de azúcar glass
6 claras de huevo + 1/2 clara
210 grs. de azúcar blanquilla
Colorante alimentario amarillo

Ingredientes para la crema pastelera.-

1 sobre de preparado de natillas Potax
250 ml. De leche entera
2 cucharadas de azúcar blanquilla.

Ingredientes para el ganache de chocolate exprés.-

100 ml de agua fría
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
Azúcar al gusto
1 chorro de nata para montar.


Preparación.-

Como ya os conté hace unos días tenía pensado hacer macarons y entonces me fui ver a El Colmado de Soraya para comprar harina de Almendras, os explico esto porque esta harina es cien por cien natural y tenéis que tamizarla dos veces por que tiene trocitos de almendra y estos trocitos aunque deliciosos los podemos utilizar para decorar o guardar para decorar otro postre.
Así que lo primero que vamos a hacer es tamizar el harina de almendras dos veces, para quitarle cualquier impureza, debéis de comprar un poco más porque al tamizar se quedan trozos sin pasar y perdemos gramos, y en esta receta es totalmente imprescindible que las medidas sean exactas o no nos saldrá la receta. A continuación mezclamos el harina de almendras con el azúcar glass y volvemos a tamizar no sea que el azúcar tenga alguna impureza, sé que estoy siendo muy pesada con el tema del tamizado pero es que debe de ser un polvo muy fino para que los macarons nos queden perfectos y lisos.
Ahora vamos a montar el merengue yo tenía mucho miedo con esta receta y decidí jugármela y no hacer un merengue francés como dice el libro de Laduree, decidí hacer un merengue suizo, para ello seguí la receta que utilice para la Lemon Pie pero con las medidas de esta receta si quieres ver como se hace pincha aquí.


Ya tenemos el merengue suizo montado ahora sin dejar de batir le añadimos el colorante amarillo en polvo, recordamos que no debemos de dejar de batir en ningún momento, una vez tenemos totalmente integrado el colorante sin dejar de batir vamos añadiendo poco a poco la mezcla de harina de almendras y de azúcar glass, en la receta dice que mezclemos con movimientos envolventes para que no se baje el merengue, como yo sabía que el merengue suizo no se me iba a bajar, decidí no dejar de batir y fui añadiendo la mezcla para que se mezclara con el robot y la verdad que quedo una mezcla genial
Aquí viene la película, esta mezcla es súper pegajosa y súper dulce yo me compre el set de macarons de Lekue en Amazon, os juro que las plantillas genial pero que la cosa esa para meter la masa, es asquerosa, las próxima vez meto toda la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa (10mm) y no me pringo yo, ni la cocina y a todo el que entraba.
Bueno siguiendo la platilla ponemos en cada circulito pequeño un churro de masa 
Que luego se expande al grande, llenamos la platilla y dejamos reposar mínimo una hora. Yo os recomiendo que la plantilla de silicona la pongáis encima de una bandeja y justo cuando acabéis de llenar la `plantilla le deis unos golpes, cogéis la bandeja y la soltáis un par de veces para que se salgan las burbujas de aire de dentro de los macarons
Lo que ya os dicho anteriormente los dejáis reposar mínimo una hora en una superficie plana en una habitación donde no vayáis a entrar durante un rato que no tenga corrientes de aire ni se le puede pegar nada a su superficie, en mi caso los puse en mi habitación encima de la cómoda y use la bandeja del horno y le robe a mi hermano la bandeja de su horno, así pasado el tiempo solo los tuve que coger y meter en el horno. Si no disponéis de dos bandejas de horno ni de dos plantillas de silicona podéis dejar la mezcla que no vayáis a usar  en la manga, cogéis una jarra alta ponéis un trapo húmedo dentro y ponéis la boquilla pegada al trapo húmedo para que no se seque.
Bueno ya tenemos la primera hornada a punto, precalentamos el horno a 180 grados y cuando el horno este caliente bajamos la temperatura a 150 grados y metemos la bandeja con los macarons hornearemos unos 15 min. Hasta que se forme una costra ligera.
Sacamos los macarons y dejamos enfriar totalmente en la plantilla de silicona cuando estén totalmente fríos los pasamos a un taper hermético.

Preparación de la Crema pastelera.-

Mientas se hace el reposo de los macarons vamos a hacer la crema pastelera, en este caso yo la hice con potax, y este paso es sencillo ponemos a hervir la mitad de la leche con un par de cucharadas de azúcar y desleímos el potax en la otra mitad de la leche, cuando hierva la leche le añadimos la mezcla desleída y llevamos a ebullición hasta que espese, una vez a espesado pasamos la mezcla a una manga pastelera y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente, deberéis utilizar mangas muy resistentes o una que sea de tela que soporte el calor.
Cuando ya tengamos lista la crema y fría rellenamos el macaron, tapamos con otra tapa y volvemos a meter en otro taper hermético en la nevera y dejamos reposar mínimo 12 horas

Preparación ganache exprés.-

Para terminar esta versión de los macarons de Boston cream le tenemos que poner ganache de chocolate, yo hice una versión rápida, por que se comían los macarons y no me dejaban hacer la foto, así que ponemos el agua un par de cucharadas de cacao en polvo y un chorro de nata llevamos ebullición y con ayuda de una cuchara o una manga o lo que os guste, se lo ponéis por encima, quedan deliciosos y sorprendentes.







12 comentarios:

maribel navarro dijo...

ME ENCANTA LA VERSIÓN QUE HAS PREPARADFO.
GENIAL¡¡
UN BESO

Leire - Cocina con gusto dijo...

Uauuuuuuuuuuu con macarons!!!!!!!!!!! genial tu versión, muy original

Montse Cartanyà dijo...

uauuuu maarons q buena ideaaaa

Elena BB dijo...

Jo que chlulos! Yo nunca he hecho macarons pero me apetece mucho, pero me da miedo porque parece muy complicado! Los tuyos tienen una pinta deliciosa y son muy originales! Un saludo!

Leila Benammou dijo...

Ole tu!!!!! Vaya atrevimiento hacer macarons.... yo creo que es algo que no intentare de hacer nunca, salvo que nos lo pidan para el desafio... creo que es super dificil... A ti te han quedado geniales.

Besos

Julia Romero dijo...

Que versión mas rica!! me encantan los macarons!! me han parecido perfectos!! Bs.
Julia

laurilla fondant dijo...

Que buena pinta tienen y que originales. No se me habría ocurrido hacerlo en versión macaron ;)

Toñi Sempere dijo...

Ohhhhh, esto es rizar el rizo y ser muyyy atrevida!! genial!!

mamakris dijo...

Qué original y atrevida Vanessa, me encantaría probar uno de estos macarons tan espectaculares!!! Besos

Alejandra Morán dijo...

Ohhh Vane,me ha encantado la versión macarons, se ven deliciosos!!!!
Me comería ahora mismo unos cuantos!!
Besos

La cocina de Camilni dijo...

Ole tú por tu versión macarons, ains madre si es que son mi asignatura pendiente lo veo tan difícil y complicado que ni me atrevo, no sé si Mila se atreverá que seguro que sí ella es más valiente, jejeje. Me encanta el contraste de colores que tiene con el amarillo, además debe de ser un bocado delicioso y especial. Un beso.

Patricia -LasCosasdemiCocina- dijo...

Aún no me he atrevido a hacer macarons..pero me estoy animando al ver los tuyos!