Tortiglioni al Forno

Hoy venimos con una receta de pasta deliciosa, quizá sea de las que más me gusta, me recuerda a mi niñez, esta es de cosecha familiar, la verdad es que es una mezcla entre la receta de mi madre y la de mi suegra, con un toque de de cada y un poco de mi cocina, en definitiva es una receta de tradición, de familia, de las que al comerla, cierras los ojos y te evoca recuerdos de tu niñez, así que espero que os guste por lo menos tanto como a mí.

Ingredientes.-

250 grs. de Tortiglioni Rigati
2 l. de Agua
1 vela de Chorizo
1/2 Cebolla
150 grs. de Queso para gratinar
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal Gorda Marina

Preparación.-

Ponemos a calentar una cazuela de fondo grueso con el agua, cuándo hierva añadimos una par de puñados de sal gorda y dejamos que vuelva a cocer, entonces añadimos la pasta y dejamos cocer hasta que la pasta este al dente, debemos de remover de vez en cuando con un utensilio metálico para que no se pegue la pasta. Normalmente el envase donde viene la pasta nos indica cuanto tiempo de cocción necesita la pasta, pero vamos que el tiempo depende de cómo nos guste más o dura o más blanda, nosotros en casa tiene que ser al dente porque si no aquí nadie come la pasta pasada, jajajaja, ¡exquisitos me han salido!.



Una vez cocida la pasta la escurrimos con ayuda de un colador y la pasamos a una fuente de horno, le ponemos un poco de aceite de oliva removemos y reservamos.

Ahora vamos a hacer el sofrito ponemos un chorro de Aceite de Oliva en un sartén y lo calentamos, picamos la cebolla en juliana y la sofreímos, cuando la cebolla este transparente

le añadimos el chorizo cortado en rodajas, lo freímos todo junto y cuando el chorizo este bien frito lo apagamos y le quitamos el aceite, dejando solo la cebolla y el chorizo, esto lo mezclamos con la salsa de tomate casera y calentamos el conjunto. Cuando esté caliente lo servimos encima de la pasta y mezclamos bien hasta que todo esté integrado.
Ahora cubrimos la pasta con el queso y metemos en el horno a gratinar. Cuando el queso este dorado lo sacamos y servimos inmediatamente.

Esta receta hará las delicias de mayores y pequeños, y seguro que alguno de vosotros os recordara a vuestra niñez como a mí.


1 comentarios:

Viví Taboada. dijo...

Un plato de pasta bien rico, ya lo creo ! tiene una pinta fantastica, bicos