Mermelada de Acelgas al Aroma de Vainilla

Según habéis leído el titulo de la entrada habéis pensado que me he vuelto loca, pues no nada más lejos de la realidad, os acordáis que el año pasado el #huertodemipadre se desbordo de Pepinos, pues bien, este año ha sido el turno de las Acelgas, tenemos tantas acelgas que no sabemos qué hacer con ellas, mi madre ya directamente las escalda y las congela en rollos en el congelador. Pero yo, desde que empezaron a salir las Acelgas, me dio por pensar que tenía que hacer una mermelada si o si, y aquí la tenéis. Sinceramente ni yo misma confiaba en que fuera a estar buena, pero oye mira tú, que no es que este buena, es que esta de #muertelenta, el toque de la vainilla es esencial y el toque de pimienta negra la hace chispeante. Es una mermelada muy fuerte, de sabor potente y después de darle al coco un rato pensé que con lo que mejor podía combinar era con un sabor fuerte y potente como ella, y no me equivoque es una mermelada ideal para acompañar  platos de caza, nosotros la probamos con un Patê de Ciervo con Rebozuelos y Arándanos Rojos que acompañado con un buen vino, es un aperitivo genial. 

Ingredientes.-

1 kg. Acelgas frescas del #huertodemipadre
500 grs. de Azúcar
2 cucharadas de extracto de Vainilla
1 vaso de Agua
Pimienta Negra


Preparación.-
Lavamos bien las Acelgas para quitarlas toda la tierra  y las cortamos con ayuda de unas tijeras o de un cuchillo, las cortamos todas las incluidas las pencas. Las ponemos en una cazuela donde nos entren todas bien y podamos remover y añadimos el azúcar y el agua. Ponemos a cocer a fuego medio durante 20 min. Removiendo de vez en cuando para que no se peguen, a mitad de la cocción añadimos el extracto de vainilla y seguimos cocinando . Cuando ya tenemos las acelgas cocidas las pasamos con la batidora hasta que quede una textura fina, le añadimos un par de toques de Pimienta negra con el molinillo y volvemos a pasar por la batidora para que se integre bien. Dejamos enfriar y metemos en botes y los envasamos al vacio.







Os prometo que os sorprenderá y os gustara su sabor. Su color no es muy agradable pero su sabor es espectacular Que no os engañe la vista.



3 comentarios:

Verónica -Cocinando para mis cachorritos- dijo...

Ostras, eres una valiente, Vane, menuda merme te ha marcado. Me quedo con las ganas de probarla, suena raro, pero seguro que es deliciosa.

Elena BB dijo...

Que original!! Mira que mi abuela ha hecho de berenjenas, pimiento rojo... pero esta no se me habría ocurrido nunca! Me apunto la receta porque tengo curiosidad!! Un saludo.
Historias con sabor

Alejandra Morán dijo...

Madre mía Vane nunca se me hubiera ocurrido una mermelada de acelgas.
La de pepino una delicia, doy fe de ello jeje.
La hice el otro día y me quedó estupenda.
Besos guapa!!!