Crepes de Tiramisu

Bueno pues aquí llegamos otra vez con otro Desafío en la Cocina, la verdad es que este Desafío me a gustado especialmente por que he podido dar la vuelta uno de mis postres preferidos tanto de comer como de hacer.

Este mes Mabel de el blog A Nadie leAmarga un Dulce nos ha propuesto Tiramisú, si como lo oís, pero nos ha dado carta blanca para hacerlo a nuestro gusto, ya fuera en Tarta, en Vasitos, en Cupcakes o en lo que quisiéramos.
Bueno pues yo después de darle muchas vueltas y buscar en Internet, por que no quería hacer la misma receta de siempre, encontré en dos Web una receta que me encanto unos deliciosos, suaves, pequeños y graciosos crepes de Tiramisú, estas dos Web me dieron la inspiración ya que solo hacían unos crepes un tanto sosos y los rellenaban de la crema del Tiramisú, yo le he dado una vuelta de tuerca y os aseguro que son súper fáciles y deliciosos.

Ahora os voy a explicar que es el Tiramisú y su historia:

 ¿Que es el Tiramisú?

El Tiramisú (del italiano Tiramisú) es un postre frío de cuchara que se monta en capas. No existe una receta única de elaboración, sino variantes a partir de una serie de ingredientes base que pueden ser representados por distintos productos.

Descripción.-
Un tiramisú se compone siempre de un ingrediente humedecido en café, sobre el que se superpone (de forma alterna o no) una crema cuya base son huevos batidos con azúcar; se presenta espolvoreado con cacao en polvo.
Partiendo de estos elementos básicos, es posible realizar diferentes versiones del postre utilizando distintos representantes de los mismos y añadiendo otros ingredientes.
• El ingrediente sólido y seco pueden ser galletas, bizcochos, Savoiardi, etc.
• Los huevos pueden ser separados en yemas y claras, batiéndose independientemente (las claras a punto de nieve). Hoy en día es muy habitual añadirle a los huevos nata montada o queso fresco.
• El queso que se suele utilizar en el tiramisú es el Mascarpone (por su dulzor y consistencia natosa); no obstante, cualquier queso fresco (sin sabor marcado) que, una vez batido, pueda convertirse en una crema es igualmente indicado.
• Al café (en principio, café solo), se le puede añadir algún tipo de licor para aromatizarlo y reforzar el sabor.
• Por último, es habitual espolvorear el postre con cacao en polvo para provocar sensación de contraste con el dulce y para reforzar el regusto a café.
Compuesto normalmente a base de capas alternas de bizcocho y crema, se deja asentar durante unas horas en la nevera antes de ser servido.

Historia del Tiramisú

El tiramisú es un postre moderno, no tradicional. Tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia) y en los años cincuenta. Algunas fuentes concretan en los burdeles de la región su localización exacta de creación. Arturo Filippini, presidente de la cadena de restaurantes Toulá, ha admitido: “Había sido efectivamente después de la guerra cuando nos íbamos con amigos a los burdeles de Treviso..., en esos tiempos tenían también cocinero... La maîtresse, a los clientes aficionados (pero también a las mujeres) les ofrecía un dulce diciendo con cortesía estas palabras emblemáticas: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que "te tira su"...”
La expresión "te tira su", en lengua veneta (y en la lengua italiana "ti tira su"), podría ser el equivalente en español del "tentempié", pero no tanto a la manera de un aperitivo, pues el tiramisú como dulce es mucho más fortalecedor y de inmediato efecto gracias a la cantidad de glúcidos que incorpora.
En principio, no lleva ni queso Mascar pone, ni nata u otras grasas similares, porque todos esos lípidos no hacen más que tener un peso en el estómago y ralentizar la digestión, con el resultado de obtener el efecto contrario, es decir, crear cansancio y somnolencia.
En 1968 el tiramisú artesanal de Alfredo Beltrame (maestro de la hostelería veneta y fundador de una cadena de restaurantes con sede en la ciudad de Treviso, en el Véneto) llega oficialmente a la cadena de los restaurantes Toulá. Así fue sacado de la intimidad de los prostíbulos y presentado al exterior para conseguir un gran éxito popular.
Entre los años setenta, ochenta y noventa, la receta utilizada en el restaurante Toulá de Milán utilizaba cinco ingredientes:
 Huevos y azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expreso y cacao en polvo.
Como sucede con muchísimos de los logros culinarios consagrados es de esperar no pueda acreditarse de forma irrefutable el susodicho origen. El caso del Tiramisú no es la excepción; de hecho, la historia del postre tal como se lo conoce, está rodeada de muchísimas controversias. En ‘Reppublica’ -Enciclopedia de la cocina Italiana- (p. 285) se le atribuye origen Senegal y se lo nombra ‘Sopa del Duque’. La Toscana y el Véneto, ambas regiones italianas, reclaman la paternidad de esta inimitable delicia. Establecer quién tiene la razón se hace complicado cuando la historia raya la leyenda y el gran tiempo transcurrido limita toda posibilidad de una comprobación objetiva. De todos modos, la versión más acreditada de la historia del Tiramisú coloca su nacimiento hacia finales del siglo XVII. Se cuenta, que el dulce vio la luz en Siena; la ocasión fue una visita del entonces Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Médici. Vanidoso, despilfarrador y amante del lujo, el histórico personaje era, también bastante goloso y apreció la nueva especialidad que, en su honor, fue bautizada "Sopa del Duque". A su partida, la noble receta lo siguió a la corte de Florencia, que en aquel entonces era un crisol de intelectuales y artistas procedentes de toda Italia y Europa entera. Fue así que la "Sopa del Duque" se hizo famosa, hasta pasar las fronteras del gran ducado para llegar a Treviso y después a Venecia. En donde, sigue la leyenda, se convirtió en el dulce favorito de los cortesanos, dado que le atribuían propiedades excitantes y afrodisíacas. Hasta el punto que se difundió la costumbre de consumir abundantes porciones antes de cada encuentro amoroso. Esta es la razón por la cual la "zuppa del duca" cambió nombre y tomó aquel más alusivo de "tiramisú" (en italiano literalmente "tirame-arriba"). Los franceses e italianos ambos reclaman la paternidad con distintas historias en diferentes regiones, pero es esta la versión más adoptada por los textos. Aunque no se lo menciona en ningún texto de época. También es conocida y acogida la teoría que dice tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia) y en los años cincuenta. Algunas fuentes concretan en los burdeles de la región su localización exacta de creación. Arturo Filippini, presidente de la cadena de restaurantes Toulá, ha admitido: “Había sido efectivamente después de la guerra cuando nos íbamos con amigos a los burdeles de Treviso..., en esos tiempos tenían también cocinero... La maîtresse, a los clientes aficionados (pero también a las mujeres) les ofrecía un dulce diciendo con cortesía estas palabras emblemáticas: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que "te tira su"...” La expresión "te tira su", en lengua veneta, y también en la lengua italiana, podría ser el equivalente en español del "tentempié", pero no tanto a la manera de un aperitivo, pues el tiramisú como dulce es mucho más fortalecedor y de inmediato efecto gracias a la cantidad de glúcidos que incorpora. En principio, no lleva ni queso Mascar pone, ni nata u otras grasas similares, porque todos esos lípidos no hacen más que tener un peso en el estómago y ralentizar la digestión, con el resultado de obtener el efecto contrario, es decir, crear cansancio y somnolencia. En 1968 el tiramisú artesanal de Alfredo Beltrame (maestro de la hostelería veneta y fundador de una cadena de restaurantes con sede en la ciudad de Treviso, en el Véneto) llega oficialmente a la cadena de los restaurantes Toulá. Así fue sacado de la intimidad de los prostíbulos y presentado al exterior para conseguir un gran éxito popular. Entre los años setenta, ochenta y noventa, la receta utilizada en el restaurante Toulá de Milán utilizaba cinco ingredientes: huevos y azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expreso y cacao en polvo. Sin embargo, lo cierto es que, al margen de la disputa, el verdadero origen del postre, no ya en su sentido contemporáneo, sino más bien como un primer manjar histórico, es el Oriente (Y es aquí que una nueva controversia tiene lugar con respecto al lugar preciso nuevamente...) como cuna de una versión primitiva que puede apreciarse en grabados de rollos y fuese transmitido por generaciones. En numerosas regiones se lo preparaba y presentaba como una variedad de masas pequeñas con matices muy símiles. También se lo dotaba de condiciones afrodisíacas y así se lo denominaba ‘tsunami-tsu’ o ‘remolino de pasión’. Actualmente, tanto China como Japón siguen preparando las versiones más modernas del postre, pero es Francia e Italia quienes dominan en técnica.

Fuente de la historia y descripción copiada íntegramente del blog Tiramisú


Y ahora ya vamos con la receta

Fuentes de inspiración para la receta.- Tramplingrose y Taste of Home

Ingredientes para los Crepes.-

250grs. de harina preparada para Crepes
400ml. de café expreso (caliente)
2 cucharadas de postre de Azúcar blanquilla
1 chorrito de ron añejo

Ingredientes para la Crema de Tiramisú.-

2 huevos
250grs. de Queso Mascar pone
3 Cucharadas de postre de Azúcar blanquilla

Preparación de los Crepes.-

Ponemos en un bol el harina preparada añadimos el azúcar, el chorrito de Ron y el café y batimos con la varillas hasta que la mezcla quede lisa y homogénea y sin grumos.
Como ya os he dicho otras veces  para hacer las tortitas o los crepes utilizo el Wok por que la forma del fondo me viene genial para la medida de los Crepes. Ponemos un chorrito de Aceite de Oliva y lo calentamos y con cuidado pasamos un pincel por todo el Wok para que no se nos pegue a continuación ponemos la cantidad de masa que deseemos, para los Crepes solo se cubre el fondo con una capa muy fina para que queden finitos pero si te gustan mas gorditos pues parecerán tortitas que es lo que me paso a mi.
Si quieres saber como se hacen en la sartén pincha aquí es el mismo sistema que las tortitas y siempre la primera crepe se desecha o te lo comes jajajajajaja.

Preparación de la Crema de Tiramisú.-


Lo primero que debemos de cascar los huevos y separar las claras de las yemas, yo para ello utilizo un separador de yemas que compre en no se donde y me resulta muy útil pero cada uno lo puede hacer como mejor quiera. Una vez tenemos separadas las claras de las yemas ponemos en un bol las yemas y le añadimos el azúcar y batimos con ayuda de un tenedor hasta que las yemas estén cremosas, a continuación añadimos el Mascar pone y lo integramos con las yemas, hay personas que utilizan las varillas yo personalmente lo hago con ayuda de un tenedor para que no se sobre bata y se quede liquido batimos y espachurramos hasta que las yemas y el creso sean una masa amarilla clarita, dulce, espesa y suave.
Ahora batimos las claras a punto de nieve aquí si que vamos a utilizar las varillas, si no seria una pesadilla, ponemos las clara a temperatura ambiente en el robot o batidora de varillas, una pizca de sal y batimos hasta que formen picos, una buena manera de saber si están bien montadas es dando la vuelta al bol y que no se caiga nada. Ahora añadimos las claras a punto de nieve a nuestra crema y lo mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen, mezclamos con cuidado y ya tenemos nuestra crema de Tiramisú.
Una vez fríos los crepes terminaremos con el montaje para ello extendemos un crepe le ponemos una cucharada de crema y enrollamos y así con todos los que tengamos. Yo para saber la medida lo hice con una cuchara de helado pequeña y me quedaron perfectos, para terminar los podemos decorar con chocolate caliente como hice yo o con cacao amargo en polvo y ya tenéis u postre fácil sencillo y diferente.

El mes que viene nuestra desafiadora es Mari Luz del blog Trasteando en mi Cocina y yo espero que sea salado eso ya lo se y que sea algo sencillo y genial (Mari Luz nos prometiste que tortilla de papas... jajajaja) no nos equivoquéis no creo que nos lo mande pero por intentarlo que no quede.
Y nada si queréis ver las diferentes versiones de Tiramisú de mis compañeros pulsa aquí y ya me contáis Bss.





24 comentarios:

Montse Cartanyà dijo...

Una explicación tan deliciosa como tu receta. Y es que creo que con esta masa francesa conseguimos aligerar un poste para mi gusto demasiado pesado.

Besos

Patricia dijo...

Que ricos Vane...lo que daría por poder comerme uno ahora mismito. Un beso

Bea, recetasymás dijo...

Te voy a llamar wikivane, jaja...menuda lección de tiramisu, si señora :p
No se me habían ocurrido los crepes, que ricos y que pinta!
Besisssss

AniMayo dijo...

Pero qué cosa más buena! Y una a dieta! Si es que no puede ser! Me vais a matar con tanta receta de tiramisú xD xD

Bss
Con Especias

Cocina con Reina dijo...

Madre mía que historia mas chula,desde luego curiosa es, sobre todo la historia del nombre.....y los crepes una maravilla y una versión de lo mas rica!.....besos

Isabel - Las Delicias de Isabel dijo...

Vane lo primero darte las gracias por esa pedazo explicacion, si tenia alguna duda sobre el tiramisu tu me la has aclarado y lo segundo que me parecen unos crepes fabulosos y seguro que estan sabrosisimos!! que no te quepa duda que los voy a preparar, un besazo :)

Mara. Más dulce que salado. dijo...

Que idea más buena has tenido !!! me encanta !!! Tienen una pinta de escándalo

Iria dijo...

jooooo, que buena pinta que tienen, la versión en crepe es espectacular!!

Lídia dijo...

yo no puedo opinar, no he comido en mi vida tiramisú y el que yo hice por problemas de salud no he podido ni probarlo......pero os paso a felicitar a todas porque se ven espectaculares

muy original tu receta

maribel navarro dijo...

UNA PINTA GENIAL. TENIA QUE ESTAR MUY BUENO.
BESITOS

Anni dijo...

Vane, me encantan los crepes y el relleno debe estar riquisimooo..Besos

La cocina de Camilni dijo...

Muy original tu versión del tiramisú, los crepes son todo un acierto y un postre muy suave para un fin de fiesta y estos deben de estar divinos de la muerte. Un saludo.

Chus dijo...

Vanesa, muy interesante todo lo contado acerca del Tiramisú. Yo había indagado algo, pero me he quedado corta con todo lo que tu escribe. Los crepes son uno de mis postres favoritos junto con el Tiramisú y ya sólo me faltaba que me los ofreciesen juntos!! Esto tiene que ser la bomba de rico!! Besotes guapa

Rosa dijo...

Uhmmm me apunto tu receta. Besos

mary ,virutillas de chocolate dijo...

tienen que ser una delicia¡¡ muy originales
bss

Alejandra Morán dijo...

Que buena pinta tienen estos crepes de tiramisú Vanessa. Una versión muy original!!! Un besazo

COCINA DE UNA BANCARIA ESTRESADA dijo...

Por dios, pero que documentada mi niña, genial la historia. Cómo me gustan los crepes y la de tiempo que hace que no los hago, mira, ya tengo la cena de esta noche, jeje. Besos. Yolanda.

Sussi Aracuina dijo...

Riquíssimos!!!!!

recetas urgencias tauli dijo...

Ummmmm Vanessa, super sencillo y de muerte

MABEL dijo...

Qué cosa más rica y sencilla, por favor!! Si es que mira que el tiramisú nos está dando juego, eh?? jeje
Me gusta mucho, Vanesa.
Un besote.

MABEL dijo...

Qué cosa más rica y sencilla, por favor!! Mira que nos está dando juego el tiramisú, eh?? jeje
Me ha encantado, seguro que eran una delicia.
Un besote.

Carolina dijo...

Sabes en qué he pensado al ver estos creps? En una merienda de estas de invierno, acompañando con un chocolatito caliente. Y si es compartiéndolo con algunas amigas mejor
Besitos

Carmela (Sunflower) dijo...

Pero qué ricooooooooo esta forma de comer el tiramisú me ha encantado niña, ummm, guapa eres leñe. Besos.

MARTHA ELENA FRANCO VARGAS dijo...

Mumm!!! qué delicia, mil gracias, lo intenraré preparar y te cuento.besos.