Pumpkin Pie

Bueno bueno, día 20 de Febrero 10:00 de la mañana y aquí estamos con el décimo desafío. Si, por fín me estreno con mis compañeros en esta aventura. Me estoy riendo por que nací el día 10 y el diez es mi número de la suerte y voy y comienzo mi andadura en el Desafío en la Cocina en su décimo desafío. Estoy feliz, feliz. Feliz de participar en esto, de la gente que he conocido y de lo que me divierto y aprendo con ellos.

Este mes nos ha desafiado M. Luz de Trasteando en mi Cocina, ella muy aplicada estudió todos nuestros blogs buscando una receta que no tuviéramos muchos y vamos que la encontró. Nos ha desafiado a realizar una receta típica de tarta americana: Pumpkin Pie o Tarta de Calabaza. ¿Que puedo decir de esta tarta? que tenía mis dudas, que si no hubiera sido por el desafío no hubiera realizado esta tarta, que nos ha sorprendido su sabor y su textura y sobre todo que nos ha encantado y que la haremos más veces porque de verdad que nos ha enamorado.

Mi receta de tarta de Calabaza es una mezcla de un libro de Cocina que me han regalado en Reyes, una receta de El Rincón de Bea y la receta de esta tarta de La manzana Dulce de Eva . Con todo ello he elaborado mi propia receta que a todos les ha encantado y les ha parecido deliciosa y espero que a los demás también os guste.

Historia del Pastel de Calabaza o Pumpkin Pie.-

No es que yo me fíe mucho de la Wikipedia pero bueno aquí os dejo para que pinchéis y conozcáis los orígenes de la Tarta de Calabaza.
Ahora en las siguientes líneas me voy a apropiar de dos historias que me han parecido curiosas sobre la historia y origen de la Tarta de Calabaza y de la expresión “dar calabazas” que espero que os resulten graciosas y os ayuden a conocer este postre tan típico de EEUU y del día donde es más famoso este postre “el día de Acción de Gracias” espero que os gusten las historias.

Un poco de historia resumida (o no tanto).-

Noviembre de 1620. Unos 100 peregrinos procedentes de Inglaterra, después de una accidentada travesía en el May Flower, llegan a las costas de Massachussets y allí se establecen. Fundan la colonia de Plymouth, primer asentamiento permanente de lo que sería Nueva Inglaterra.
Los peregrinos salen de Inglaterra por su desacuerdo con la relajación en las costumbres que la vida licenciosa de Enrique VIII introdujo y con la religión que éste se inventó a su medida (la anglicana) para aglutinar en su persona el poder político y el religioso, lo que le permitió, entre otras cosas, hacer y deshacer matrimonios a su conveniencia, que es la faceta más conocida de este monarca aunque no la única ni mucho menos la más destacable desde el punto de vista político.

Con una visión muy rígida de la moral y las costumbres, incluso más severa que la calvinista, los peregrinos buscan un lugar donde vivir de acuerdo con sus convicciones. Lo que encuentran al llegar es un invierno desolador, que junto con el hambre y las enfermedades les diezman haciendo que no sobrevivan más que la mitad del centenar que abandonó Inglaterra en busca de una nueva vida en una nueva tierra.

Los que sobrevivieron lo hicieron gracias a la valiosa ayuda de los indios Wampanoag, con cuyo jefe, Massassoit, firmaron un acuerdo de paz.

Al año siguiente, ya establecidos y con su primera cosecha recogida, decidieron compartir sus excedentes con los Wampanoag, dando lugar a lo que después sería el día de Acción de Gracias, oficializado en 1789 por el primer presidente de los Estados Unidos, George Washington.

Poco duraría ese inicial espíritu de colaboración y pacífica convivencia. Todos sabemos lo que sucedió después, cuando esa inmensa y rica tierra fue objeto de la codicia desmedida y de la crueldad despiadada de las grandes potencias.

Sospecho que los indígenas, auténticos dueños de esa tierra, despojados de ella, perseguidos, torturados y exterminados sistemáticamente, discriminados y condenados a vivir en reductos llamados “reservas” no viven ni sienten esta celebración de la misma manera.

Lo que vemos por televisión es la cara amable de esa fiesta: el desfile de Macy’s en Nueva York, los dulces, la comida familiar (pavo asado con su relleno de castañas, pan y salvia, salsa de arándanos, pastel de calabaza o de manzana…) a la que todos asisten como hacemos nosotros en Navidad, y por supuesto las compras. De hecho en USA el día de acción de gracias es el cuarto jueves de noviembre, y el viernes siguiente lo llaman el “viernes negro.” Y no por motivos macabros, sino porque es día de rebajas, con lo que los números rojos de las tiendas se convierten en números negros, es decir, consiguen unos estupendos ingresos extra.

En cambio los canadienses celebran este día el segundo lunes de octubre. Dicen que al estar más al Norte la cosecha llega antes y por eso se adelanta la celebración. Los canadienses, además, sitúan el origen de su fiesta en 1578, cuando un explorador inglés llamado Martin Forbisher llegó a Terranova y quiso dar las gracias por haber llegado sano y salvo. Sospecho que la rivalidad entre estadounidenses y canadienses por adjudicarse la “autoría” de la fiesta no acabará jamás.
Este pedazo de historia pertenece al Blog  Fabsfood  me pareció curiosa y por ello he decidido ponerla en este post.



The Pumpkin Pie, la Verdadera Historia

Utilizando la expresión de una amiga que se mueve por estos lares, y, a modo de homenaje, "la gente de una cierta edad" recordará lo que significa la expresión "dar calabazas", especialmente aquellos lectores del sexo masculino.

Pues bien, os explicaremos de donde viene el dicho, así como el verdadero origen de la famosísima tarta.

Una vez más, al igual que con la Tinta, el Papel, los Fuegos Artificiales, las Naranjas y el Ajedrez (si, si, el ajedrez también), tenemos que volver nuestra cabeza hacia el lejano oriente.

Todo comenzó en una remota aldea de la actual provincia china de Shandong, allá por el año 200 a.C, a principios de lo sería una dinastía de leyenda, la Han. Los habitantes de esta aldea eran especialmente cuidadosos a la hora de levantar una nueva edificación y se aseguraban de hacerlo de acuerdo a los preceptos del Feng Shui. Luego celebraban un gran baile de inauguración, y a aquel mozo (ya entonces), que no conseguía bailar con ninguna chica, le entregaban una gran calabaza, símbolo del ying y el yang, todo en uno, para que al menos se fuera contento.
El caso es que el mozo en cuestión era siempre el mismo, más feo que Picio y un poco contrahecho. Se llamaba Pam Kim. Cada vez que llegaba la hora del baile se oía: Pam Kim Pai (es decir, la cabalaza"), entre las risas generales.

Y claro, el hombre estaba harto. Así que se puso a pensar en darle una utilidad a la cucurbitácea en cuestión. Una semana después apareció un templete en medio de la plaza lleno de unas tartas de color naranja apetitosísimas, que a todo el mundo le parecieron manjar de Confucio.

Total, que el amigo Pam Kim comercializó su invento y se forró, siendo la envidia de todos. Sus hijos mantuvieron la tradición (feos como demonios) y el secreto de las tartas hasta que en 1665 una famosa cocinera inglesa llamada Hannah Wooley y que a la sazón se encontraba en China, como Adriá, en viaje de descubrimiento culinario, engatusó al único descendiente vivo de Pam Kim que conservaba la receta. Se casó con él y embarcaron rumbo a Inglaterra.

Por desgracia, un terrible temporal ya cerca de las costas inglesas, produjo varias víctimas entre el pasaje. Una de ellas, como podéis imaginar, el marido de Hannah.

Sin embargo, no todo fueron penas, ya que Hannah publicó un libro llamado "The Queen-like closet, or rich cabinet stored with all manner of rare receipts for preserving, candying and cookery", donde la tarta de calabaza llamada aquí "Pompkin Pie" (en un intento de despistar a los herederos de Pam Kim), era el plato estrella.

Posteriormente, los colonos emigrados a Norteamérica hicieron de la tarta de calabaza una de sus señas de identidad, aunque tras la Guerra de Independencia decidieron, por aquello de cortar lazos con la metrópoli, rebautizar a la tarta como "Pumpkin Pie" (léase Pam Kin Pai), y así sigue hasta ahora, haciendo de paso justicia al nombre de su creador Pam Kim.
Esta Historia tan curiosa pertenece a la página El Guisante Verde Project y me ha parecido tan original que quería que vosotros también lo leyerais.

Bueno y ahora vamos con la receta de esta deliciosa tarta:

Ingredientes.-


- Masa Quebrada
- 100 grs. de Azúcar Moreno
- 1 Tea Spoon de Canela Molida
- 1 Tea Spoon de Jengibre Molido
- 1 Tea Spoon de Nuez Moscada Molida
- 100 ml. de Nata Líquida para montar
- 400 grs. de Puré de Calabaza
- 1 pizca de Sal
- 40 grs. de Azúcar Blanquilla
- 100 ml. de Leche Evaporada
- 200 ml. de Nata Montada para acompañar




Preparación.-

Preparación Masa Quebrada o Pasta Brisa.-



Hace unos días publicaba un post sobre Masa Quebrada donde se explica paso a paso como se hace y los pasos a seguir. Si no queréis hacerla solo la tenéis que comprar. También podéis utilizar Hojaldre comprado para esta receta, pero a mí personalmente cuando algo debe de quedar con una superficie lisa y pulcra como esta, el hojaldre es más caprichoso en el horno y toma la forma que más le gusta. La masa quebrada es más tranquila y se queda como la pones (casi siempre). Para hacer masa Quebrada consultad la receta de hace unos días.

Preparación del Puré de Calabaza.-


Para preparar el Puré de Calabaza podemos utilizar diferentes formas:

- Podemos hervir la Calabaza en agua como cualquier verdura, con la peculiaridad de que tendremos que tenerla en reposo en un colador para que se le quite el excedente de agua.

- Podemos hacerla al vapor y también tendremos que quitar el exceso de agua.

- Y podemos asarla, para mí la mejor forma, más práctica y sencilla. A mí, mi Frutero de confianza me troceó la calabaza para que la pudiera pelar mejor, ya que la calabaza tiene una piel muy dura y corres el peligro de cortarte. Una vez llegué de la frutería pelé fácilmente la Calabaza y la retiré las pepitas. Coloqué la Calabaza en  trozos grandes en una bandeja de horno previamente forrada con papel de aluminio. Colocaremos la Calabaza en la bandeja y taparemos con papel de aluminio y con la parte de abajo cerraremos la calabaza en papel de aluminio como si fuera un sobre. Hornearemos la calabaza entre 40- 45min a 190ºC más o menos hasta que esté blanda.

Una vez horneada la calabaza la pasaremos por el pasapurés y reservaremos 400 gramos para nuestro pastel. Con lo que nos sobre podemos hacer una crema de calabaza muy sabrosa y nutritiva.

Preparación del Pastel de Calabaza o Pumpkin Pie.-


  Vamos a empezar con la preparación propiamente dicha de la tarta. Ya habremos horneado la Masa Quebrada como nos indica la receta. Ahora prepararemos el relleno:


  En un bol grande ponemos los tres huevos, la especias, la nata líquida,la leche evaporada, el azúcar moreno y el azúcar blanquilla. Batimos con las varillas de la batidora a baja velocidad y cuando tengamos todos los ingredientes integrados y bien batidos añadimos el puré de calabaza y repetimos la operación. Batimos a baja velocidad hasta que esté integrado. Es muy importante batir todo el conjunto a baja velocidad para que no coja aire, que si la crema coge mucho aire podría agrietarse en el horno al cocerse. 

Cuando ya tengamos toda la crema batida, lo vertemos en el molde donde hemos horneado la masa- base y metemos en el horno previamente precalentado a 175ºC durante 50 min. Cuando esté terminado el horneado, los bordes de la tarta estarán sólidos y el centro se moverá como gelatina. No os preocupéis, el centro de la crema se terminará de hornear con el calor residual del molde. Dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Para servir la tarta partiremos en porciones al gusto y acompañaremos de nata montada dulce.



Consejos o Trucos.-

- La medida de las especias es de una cucharadita de té, pero si no os apañáis con esta medida poned 2 grs. de cada especia.
- El molde de hornear la masa es un molde especial aquí os dejo un enlace para que sepáis un poco más sobre moldes para Pie o Moldes para tartas con masa- base. Imprescindibles. Moldes para Pies
- También podéis usar puré de Calabaza enlatado que en algunas tiendas de productos americanos las venden. Utilizad 350 gramos si es enlatado porque es más denso.

Si quieres ver las recetas del Décimo Desafío en la Cocina pincha aquí







38 comentarios:

Toñi (picapusa) dijo...

Te ha quedado preciosa y perfecta, y seguro que rica!! La historia del señor Pam Kin curiosisima!!1 :)

Amalia dijo...

Me ha gustado conocer la historia. La tarta te ha quedado genial. Un corte perfecto!!!
Desafío superado!!!!

Romina Figueira dijo...

Qué curiosa la historia de "Pam Kin"! Así da gusto ver un desafío, te llevas un poco más de cultura y además una rica receta!

Besos

Vanessa Collado Garrosa dijo...

Gracias amor, la tarta deliciosa, no esperaba que me gustara y me ha sorprendido, repetire y tengo mil variantes para hacer jajajaja un beso compi

Vanessa Collado Garrosa dijo...

Gracias Amalia siempre se puede superar uno pero reconozco que para mi primer desafio estoy muy orgullosa gracias por darme el aprobado jajaja un beso guapa

Vanessa Collado Garrosa dijo...

Ya ves Romina me gustaba la idea de poner un poco como era la historia de este postre y me encontre las dos historias no sabia por cual decidirme y al final me decante por las dos un poco larga la entrada pero me parecio curioso, un beso guapaaaa

Curcuma dijo...

Me ha encantado que pusieras la historia, está muy bien poder conocer el origen de cada plato. Una tarte excelente. Un saludo.

Vanessa Collado Garrosa dijo...

Gracias amor me encanta saber el origen de los platos, y la tarta despues de un intento fallido salio no me lo podia creer jajaja un beso

mamakris dijo...

HOla Vanessa, ya me he leído la historia!!! No tenía ni idea de que Pumpkin Pie venía de Pum Kin... ajajjajajaja pues sí, estará contentísimo con nuestras recetas. Un besote!!!!!!!!!

Mayca dijo...

Me ha encantado la historia jejejejeje y te salio preciosa y que rica es la joia ;-) besototessssss

Patricia -LasCosasdemiCocina- dijo...

Qué corte tiene tu tarta!!! espectacular!

Cocina con Reina dijo...

Madre mia que bien te has documentado, nos has dado una pequeña lección de historia, me ha gustado, la entrada y la tarta, a nosotros y mis amigos sí que nos gustó, es mas la repetiré, pero la próxima vez iré visitando todas las tartas y cogeré poquito de aquí,poquito de allí....besitos

Anni dijo...

No conocia yo la historia Vane,muy buena!!jajajaTe quedo muy bien y el corte se ve muy compacto..:)
Por cierto ya hizo todo del indice,cuando puedas miralo a ver si estoy aprobada...jajajaja
Un besazo y muchas gracias por todo

La Magia de Sonia dijo...

q guay q pusieras la historia ... la tarta te ha quedado preciosa !

Marta dijo...

Gracias por poner la historia, yo había buscado algo pero no le había prestado mucha atención pero gracias a ti ya la conozco perfectamente, y la tarta sensacional.besos.

Arasia dijo...

Que rica la tarta y la historia muy interesante ;)

Esmerαlđα• [Recelanđia] dijo...

Guapa, te quedó perfecta, una tarta espectacular y qué interesantes datos nos has dado!!
Un besito

Mar Rguez dijo...

Ains que no se porque pero no me habia echo seguidora tuya... solucionado... y enhorabuena por el desafio... te ha quedado de lujo

Jose dijo...

Hola Vanessa, tengo que decirte que tuve que dejar tu entrada a medias esta mañana, menuda paliza que te has dao, una entrada bien currada y documentada, así que no te llegué a comentar porque tuve que ausentarme deprisa y corriendo y ya no te retomé, pero ahora me lo acabas de recordar y ya estoy aquí para comentarte y darte las gracias por tan valiosa información, por tu comentario y bueno, tenía que hacer algo diferente para que al personal le atrajera, porque estoy seguro que si hago una tradicional me la tiran a la cara....jajaja, así como están en botes, no se atrevieron a tirármelos. Un beso corazón.

Rosa dijo...

Te ha quedado fantástica y me llevo también tus historias. Besos

Carolina dijo...

Desde luego que te has lucido en tu estreno, no sólohas preparado una genial tarta sino que además te has currado la entrada con la historia. Enhorabuena
Besitos

Carmela (Sunflower) dijo...

Madre mía qué pedazo de entrada más interesante, y la tarta perfecta, un 10 jaja, besos linda.

Patricia dijo...

Una historia muy curiosa!!. Bss

Laura - queteapetecehoy dijo...

Hola guapísima, menudo faenón has tenido!! Sinceramente no habia buscado historia ni nada sobre la tarta, me parece una información estupendísima!! Además, se nota el cariño con el que has hecho la entrada!
y una tarta deliciosa!! El corte se ve delicioso!! Un beso

Nieves dijo...

pero menuda currada de receta!! una entrada perfecta de arriba , abajo. preciosa la tarta! un besote.

La cocina de Camilni dijo...

Pero bueno que bien has empezado chiquilla, y encima con el número 10 con lo que te gusta...jejejje.
Vanessa nuestras felicitaciones preciosa

Bearecetasymas dijo...

Menuda entrada más currada, madre mía!! Y te ha quedado una tarta fantástica!
Besis

María dijo...

Pues mi querida compi, no has podido tener mejor entrada, el desafio lo has superado con creces. Mil besicos

cocinillasdemaribel dijo...

VAYA TELA ¡¡¡ COMO TE HAS CURRADO LA ENTRADA, PERO LO MAS IMPORTANTE DE TODO ES QUE TIENE UNA PINTA GENIAL. TENÍA QUE ESTAR MUY BUENA, UN BESO

Mister Huevo dijo...

Madre mía!!! Menudo proyecto de documentación de la tarta de calabaza, ahora eres toda una experta en el tema, seguro. Te lo has currado un montón y te ha quedado preciosa. Primer desafío superado no, superadísimo. Bsito

Marilú dijo...

la historia preciosa, y la tarta más ! besitos :-)

MABEL dijo...

Guapísima, te ha quedado una tarta maravillosa!! Uff la historia algo había leído, pero hija, qué bien que te has documentado!! Ah y me alegro que tu número sea el 10... décimo desafío, a las 10 de la mañana y publicado el día 20 (2x10) jajajaja... si es que este desafío era tu destino!!
Un besazo, guapa.

Galletitis dijo...

Pero bueno, qué entrada más completa. Te ha quedado una tarta estupenda, un gran desafío que has superado con creces
Besinos!!

Ana - Una Miajica de Sal. dijo...

Pedazo de entrada bien currada.. como la tarta riquísima!!! Besicooooss :)

Sussi dijo...

que bonita te ha quedado!!

Mary dijo...

La tarta riquísima y la introducción muy interesante...

Besets

Rocío dijo...

Ostras! Lo que te has cerrado la entrada. Me ha gustado mucho leer la historia. Siempre se aprenden cosas nuevas. La tarta te ha quedado genial. Besos

Begoña Paz dijo...

Me ha encantado que hayas puesto la historia de esta tarta, conocía algo por encima pero no todo, bueno y por supuesto me ha encantado tu propuesta, como todo lo que haces. Un beso guapa